Compartir
Publicidad

Facturación electrónica: 2010 año del impulso definitivo

Facturación electrónica: 2010 año del impulso definitivo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo de este especial temático sobre la facturación electrónica hemos estado realizando una revisión sobre distintos aspectos que es necesario conocer para su aplicación. La vista está puesta en el año que viene puesto que será 2010 el año del impulso definitivo en la facturación electrónica, aunque personalmente no espero que se universalice.

Me explico, 2010 será el año del impulso definitivo puesto que todas las empresas que tengan que remitir facturas a la administración del estado tendrán que hacerlo por esta vía, puesto que según la ley de Contratos del sector público 30/2007, obliga a realizar la facturación por medios electrónicos a partir de Julio de 2010, por lo tanto muchas empresas se verán en la tesitura de implantar la facturación electrónica por dicho motivo.
En este sentido que empresas de un tamaño mayor ya hayan implantado la facturación electrónica va a crear un efecto arrastre, puesto que simplemente por el ahorro que nos trae la facturación electrónica poco a poco irán reclamando a las pymes con las que tienen relación que les remitan las facturas de esta manera.

La sensación es que este efecto arrastre será lento y progresivo por lo cual creo que aunque el concepto de factura electrónica se hará más familiar para las empresas y pymes españolas, no será adoptado de forma masiva por todas. No todas las empresas tienen contratos con las administraciones, ni todas concursan para conseguir adjudicaciones públicas, así que el ámbito de actuación de la ley de contratación pública será algo más limitado de lo que sería deseable.

Algunos de los aspectos que deberemos tener en cuenta a la hora de implantar este tipo de soluciones son legislativos, sobre todo a la hora de conocer nuestros deberes y derechos a la hora de facturar electrónicamente. En este sentido es recomendable echar un vistazo al proceso de emisión y recepción de las facturas electrónicas.

También hemos visto como existen incluso soluciones de facturación electrónica gratuitas, o complementos para utilizarlos con otras aplicaciones que son perfectamente válidos para empresas con poco volumen de facturación. Si buscamos una integración directamente con el ERP, la facturación electrónica será un aspecto clave a la hora de elegir un software de este tipo para nuestra empresa o a consultar su implantación si ya lo estamos utilizando.

Seguro que algún aspecto nos hemos dejado sin tratar en este especial, pero espero que os haya ayudado a conocer un poco más las distintas alternativas que tenéis a vuestra disposición. Por otro lado, como habéis podido comprobar no se trata de algo especialmente complicado, ni de implantar, ni de utilizar, más bien todo lo contrario. Nos gustaría conocer vuestras experiencias con las facturas electrónicas o si estáis pensando en comenzar a utilizarlas en vuestras empresas y olvidaros de la factura de papel.

En Tecnología Pyme | Facturación electrónica: ventajas para las pymes Foto | moonhouse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio