Compartir
Publicidad

Extensiones en el navegador

Extensiones en el navegador
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones interesantes cuando estamos trabajando es intentar tener a mano la mayoría de las aplicaciones que utilizamos habitualmente. Si sois de los que trabajáis mucho tiempo en la web seguro que sois capaces de sacar mucho partido de vuestros navegadores web. Gracias al uso de las extensiones en el navegador conseguimos mejorar la productividad de nuestro día a día.

En este campo existen dos navegadores que permiten el uso de extensiones, como son Firefox y Chrome. Las extensiones son pequeños programas en sí mismos preparados para integrarse dentro del navegador y nos permiten tener a mano distintas funcionalidades. Tal es el caso de un conversor de moneda, o un diccionario, un convertidor a PDF, etc. Las posibilidades en este aspecto son infinitas, tantas casi como programas distintos existen. Tras un uso prolongado de distintas extensiones estas pueden llegar a convertirse en algo imprescindible en el día a día o pasar desapercibidas y lo único que conseguimos es que nos ralenticen el navegador y que este tarde un poco más de tiempo en ejecutar las tareas que le pedimos.

Por eso podemos hablar de dos tipos de extensiones en los navegadores: * Extensiones que sólo actúan cuando las llamamos como puede ser por ejemplo la extensión del Bucón de la RAE que sólo cuando introducimos una palabra en el mismo nos mostrará el significado de la misma y si está o no el el diccionario de la RAE. Otro ejemplo puede ser el euroconversor, que nos convierte moneda de euro a otras monedas y que sólo trabajará cuando pulsemos su botón en el navegador y nos ofrece con una ventana las opciones de cambio de moneda.

  • Extensiones siempre activas que necesitan estar siempre conectadas por su propia naturaleza, como puede ser un cliente de Twitter, un notificador de GMail o de RSS, etc. Son aplicaciones que al final utilizan ancho de banda y consumen recursos. Sólo son recomendables en caso de uso habitual y continuado.

  • Extensiones específicas de un contexto y con ello me refiero a extensiones que ni siquiera tienen un botón, sino que entran en acción al visitar determinadas páginas. Un ejemplo de ellas puede ser un visor de presentaciones que actuará al visitar páginas como flickr que nos permiten subir fotos, por ejemplo. No molestan en absoluto y nos ofrecen mayores funcionalidades.

Diapositivas

Un pecado que cometemos casi todos al descubrir las extensiones es instalarnos todas aquellas que creemos que nos serán útiles. Es un error, puesto que sólo nos servirán en el navegador aquellas que utilicemos habitualmente, mientras que el resto de aplicaciones podemos gestionarlas con los programas de software habituales o a través de las aplicaciones de escritorio ligeras.

Para buscar las extensiones que nos ayuden a mejorar nuestra productividad es algo muy personal, relacionado totalmente con las actividades que realizo en mi día a día. Instalar unas u otras dependerá de nuestra actividad diaria y cómo nos relacionamos con los navegadores. Desde luego a día de hoy para mi alguna de ellas se ha vuelto indispensable. ¿Y vosotros, cúal es vuestra extensión del navegador favorita?

En Tecnología Pyme | Firefox: navegación extra-segura con addons de seguridad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio