Publicidad

¿Es más fácil montar un negocio online que un negocio tradicional?

¿Es más fácil montar un negocio online que un negocio tradicional?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Con el aumento del comercio online, los anuncios que ya vemos constantemente en la televisión, la frase mil veces repetida de Internet es el futuro, muchos pueden pensar que es más fácil montar un negocio online que un negocio tradicional, pero ¿es cierto?

No todo son ventajas y sobre todo no es tan sencillo como montar la tienda online, llenar un catálogo de productos, concretar las opciones de envío con una mensajería, nos ponemos a vender y nos forramos. La imagen del empresario que maneja su negocio desde un Spá está muy alejada de la realidad del comercio electrónico.

Ventajas de un negocio online

Lo que si es cierto es que los costes para iniciar el negocio online son menores que para iniciar un negocio tradicional. Sólo por el hecho de no necesitar alquilar un local, pagar los meses de fianza, muchas veces hacer reforma, tener que comprar lo básico para la gestión del negocio, como puede ser un TPV, etc. se nos disparan los costes. La inversión inicial en el comercio online se puede reducir mucho.

También tenemos la posibilidad de ofrecer un catálogo mucho mayor que una tienda tradicional. Depende de nuestro modelo de negocio, no vamos a tener que mantener un gran stock, sino que podemos ir pidiendo a medida que sale de nuestro almacén. Pero podemos tener un catálogo mucho más amplio sin necesidad de tener productos en stock o incluso vender sin que tenga que pasar el producto por nuestra tienda.

Además el cliente online nos va a ofrecer más facilidad para analizar el comportamiento del consumidor, ya que tenemos registrados todos sus datos de compra, lo que nos lleva a conocer o poder predecir sus hábitos de consumo de forma bastante precisa.

De esta manera es muy fácil fomentar venta cruzada y campañas de fidelización individualizadas, lo que finalmente se traduce en una mayor facturación por cliente. Esto también podemos practicarlo en el comercio tradicional, aunque no suele ser tan habitual, y sobre todo, no tenemos muchas veces herramientas para medirlo adecuadamente.

Ventajas del negocio tradicional

Pero el comercio tradicional también tiene sus ventajas. No tenemos que fiarlo todo a las campañas de marketing online. No vamos a competir a nivel mundial, y aunque es conveniente hacer marketing online, segmentamos por área geográfica, ya que el objetivo es que el cliente venga a nuestra tienda.

Todavía hay muchos clientes que confían más en el comercio tradicional, sobre todo a la hora de hacer devoluciones, encargos, un trato más personal, etc. Nos fiamos más del comercio de toda la vida, por lo menos de nuestros puestos habituales.

Por el comportamiento de nuestros clientes podemos afrontar mejor las previsiones de demanda. Con poca experiencia que tengamos en el sector ya vamos viendo que los comportamientos son cíclicos y cuando se compran determinados artículos y en qué época tienen más salida otros.

¿Y si utilizamos los dos modelos?

Lo cierto es que cada modelo tiene sus ventajas sobre el otro. Por eso, sin despreciar nada, quizás lo mejor es combinar ambos, de manera que nos quedamos con lo mejor de cada uno, y además aprovechamos las sinergias que se generan entre ambos. El resultado es un cliente más satisfecho, que tiene su tienda tradicional, pero con las ventajas de una tienda online.

En Tecnología Pyme | La entrega en una hora en el comercio online, el nuevo reto de los grandes del sector Imagen | wallyir

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir