Compartir
Publicidad
Publicidad

El TPV como herramienta de cobro a los clientes

El TPV como herramienta de cobro a los clientes
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día, en la mayoría de los establecimientos abiertos de cara al público podemos encontrar Terminales Punto de Venta, más conocidos como TPV, que sirven a los comerciantes para cobrar a sus clientes las compras que estos realizan y a los clientes para no llevar efectivo encima, fraccionar compras,…. El TPV debe estar configurado para operar con una cuenta concretar de una entidad financiera, que es quien suele suministrar el aparato al comerciante, salvo los que van integrados en la propia caja registradora.

Lo que muchos comerciantes no saben es que las entidades financieras disponen de diferentes tipos de TPV en el mercado, con características técnicas distintas que permiten dar un servicio a los clientes en función de sus necesidades. Veamos algunos de ellos:

  • TPV RTB: El clásico TPV de toda la vida, que conecta con la entidad financiera a través de la Red Telefónica Básica, mediante un cable de teléfono. Es el más habitual en los comercios de nuestro país.
  • TPV ADSL: Es un TPV similar al anterior, pero que se diferencia porque se conecta a la entidad financiera a través de la red de internet. Se supone que la conexión es más rápida que la del RTB. En aquellos sitios donde Internet aún no llega, no funciona.
  • TPV GPRS: Se conecta a la entidad financiera través de la red de datos de telefonía móvil, lo que le hace mucho más versátil y permite usarlo en sitios donde no llegan las líneas telefónicas convencionales. Necesita disponer de una tarjeta SIM como la de un teléfono móvil (se encarga la entidad financiera).
  • TPV DECT: Es un TPV que se conecta a una base de un teléfono inalámbrico, como si fuera uno más en la red de teléfonos de un establecimiento.

A cada tipo de TPV, la entidad financiera suele aplicar diferentes comisiones asociadas, al ser aparatos con diferentes características y costes asociados. No todos valen para todo el mundo y no sirve de nada tener uno GPRS si no vamos a estar en movilidad, es más, puede suponer un riesgo importante de seguridad.

Además de los tipos de TPV comentados, se pueden configurar TPV en las cajas registradoras que ya incorporan tecnología de lectura de tarjetas y permiten conexión con la entidad financiera. Es muy típico ver estas cajas en algunas tiendas (ejemplo, la cadena Inditex). También existe lo que se llama TPV virtual, que es un sistema exclusivo para montar una pasarela de cobros y pagos en páginas web.

En la siguiente entrada, continuaré con el tema de los TPV, con una reflexión sobre las costumbres de uso de este dispositivo en nuestros comercios.

En Pymes y Autónomos | Las comisiones de los TPVs y la ley de medios de pago
Imagen | Bruno Girin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio