Compartir
Publicidad
Publicidad

El software pirata en las empresas

El software pirata en las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Pensaba que era una cuestión sobre la que no tendría que escribir más pero últimamente sigo encontrándome en demasiadas ocasiones instalaciones con un licenciamiento incorrecto en las empresas. El software pirata en las empresas es una práctica que debería estar desterrada hace mucho tiempo.

Asumimos que el objetivo de toda empresa es ganar dinero. Para ello tenemos que asumir unos costes para poner en marcha la misma que compensaremos con los beneficios que generamos al ejercer nuestra actividad. Cuando en muchas empresas he preguntado por qué utilizaban tal o cuál programa pirata siempre el argumento ha sido el mismo, el precio. Son programas muy caros y mi empresa no puede pagarlos.

No se trata ya de un sistema operativo para un equipo informático, un antivirus o un programa de gestión ofimática. Estamos hablando de empresas que se dedican profesionalmente a una actividad y que el software específico de su sector no lo tienen licenciado. Está claro que estamos hablando de miles de euros en las empresas que se ahorran en estos conceptos, claro que esto no es tanto si tenemos en cuenta los costes ocultos del software pirata.

Para mí el principal problema en este caso se trata de una falta clara de cultura empresarial. Si no respetamos el trabajo de otras empresas y nos apropiamos del mismo, ¿qué garantías ofrecemos a nuestros clientes? ¿Somos una empresa seria si tenemos software pirata en nuestras instalaciones? La verdad es que como cliente huyo de estas empresas cuando descubro algo así. No me inspiran ninguna confianza.

Existen muchas posibilidades de hacer rentable la empresa con otros modelos de negocio. Software libre, SaaS nos ofrecen alternativas válidas al software pirata. Es preferible usar Gimp, a tener un Photoshop pirateado. Si no podemos afrontar el precio de una sola vez, siempre podremos acudir al pago por uso del software bajo modelo SaaS. De esta manera a medida que crezcan nuestras necesidades lo harán nuestros ingresos y el coste de un programa no inmovilizará la capacidad económica de nuestra empresa.

Respecto a los problemas que nos puede generar este tipo de software, antes de la era de Internet, la gente se prestaba los programas, con lo cual en una empresa podían estar todos los equipos con la misma licencia original. Hoy en día, lo habitual es descargar estos programas que han sido modificados por un tercero. Seguramente de forma altruista, para poner a disposición del mundo un software que es obscenamente caro, podréis pensar. Pero puede que no sea siempre así.

¿Quién nos garantiza que el día de mañana estos programas no tienen una puerta trasera abierta? Compramos por Internet y dos horas más tardes nuestra tarjeta está duplicada y nuestro saldo disminuyendo, por ejemplo. No tenemos ningún control sobre las modificaciones que se han realizado en este software, y por lo tanto, es un riesgo de seguridad para las empresas. Esto por no hablar de virus, malware u otros programas espías.

En definitiva, se trata de encontrar modelos viables para las empresas que utilizan este tipo de software. Suplir la capacidad económica que muchas veces aqueja a las empresas para adquirir un software muy caro con innovación y mejora de procesos. Allí donde no llega el dinero tendremos que suplirlo con ingenio, formación y esfuerzo. Todo esto repercutirá en nuestros clientes y en la forma de trabajar que tenemos, y sobre todo hará viable nuestra empresa.

En Tecnología Pyme | Los costes ocultos del software “pirata”
Imagen | dogbomb

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio