Compartir
Publicidad
Publicidad

El retorno del Thin Client

El retorno del Thin Client
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más que una afirmación el título de esta entrada es una pregunta que me planteo al darle un par de vueltas a la situación actual y a lo que los que saben de esto creen que va a ocurrir durante el próximo par de años. Aunque durante mucho tiempo han estado fuera del alcance de las pymes y las grandes empresas los han dejado de lado en buena medida, la situación actual de la tecnología y las tendencias que se anuncian como imparables a medio plazo (datos en la nube, acceso remoto, virtualización, etc.) hacen que los Thin Clients tengan buenas posibilidades de resurgir de sus cenizas.

En su acepción más clásica, un Thin Client es un equipo básico que realiza todas sus tareas y ejecuta todas las aplicaciones contra otro más potente, un servidor. Una puerta de acceso a los recursos que dispone de la capacidad justa para arrancar y ejecutar un navegador a través del cual realizaremos todo nuestro trabajo. ¿Porqué creo que pueden ser una buena alternativa para las pymes?

  • Abaratamiento de costes: la infraestructura de servidores necesaria no tiene el coste elevado que tenía, ha dejado de ser coto para las grandes corporaciones para convertirse en una inversión accesible para todo tipo de empresas. Por otro lado, la tendencia a disponer de los datos y las aplicaciones a través de Internet abre las posibilidades a las soluciones mixtas, en las que se combinen accesos locales a determinadas aplicaciones con el trabajo en en la red de otras. Si a esto le sumamos que los clientes de acceso también son más económicos, las ventajas económicas son evidentes.
  • Sencillez en la administración: menos complejidad en los equipos significa por una parte que será más sencillo administrarlos, configurarlos y mantenerlos actualizados y, por otra, tendremos menos problemas derivados de fallos de hardware, configuraciones de software, infecciones de virus, etc.
  • La famosa “nube”: aunque lo he mencionado en el primer punto, creo que esta tendencia merece uno propio. Aunque no podemos hablar todavía de alternativa real para nuestras empresas, parece claro que todos los grandes fabricantes de software tradicionales están buscando su hueco en este campo. Lo realmente importante para su despegue no es que podamos acceder a la información online, sino que podemos trabajar con ella también en la red, con aplicaciones que cada vez se acercan más a las de escritorio en potencia y funcionalidades.

No tendría demasiado sentido que volviéramos a la versión que ya conocíamos de estos dispositivos. Probablemente nos encontremos con algún híbrido entre lo más básico y el ordenador de sobremesa que conocemos (ya existen modelos que van en esta línea). Algo similar a lo ocurrido con los ultraportátiles, que en cierta manera anuncian esta tendencia. Equipos baratos y cortos de potencia pero capaces de funcionar por sí mismos y que desarrollarán todo su potencial trabajando en Internet.

Estas son las razones por las que tengo la impresión de que este tipo de equipos pueden volver a hacerse con un hueco en el mercado y son, además, una opción muy interesante para empresas pequeñas por el bajo coste y prácticamente inexistentes necesidades de administración. Yo veo muchas ventajas, ¿y vosotros? ¿adoptaríais estos equipos en vuestra empresa?

Foto | ejk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio