Compartir
Publicidad

El networking, ¿lo usamos bien? (II)

El networking, ¿lo usamos bien? (II)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué es el Networking? Ahora está muy de moda usar estas palabras adoptadas de otras lenguas para llegar a hacer algo que realmente antiguo: relacionarse entre humanos. El Networking nos debe servir para expandirnos, para mostrar como somos a otras personas y para convencer de nuestro trabajo. El networking, ¿lo usamos bien? Parte II.

En este segundo repaso nos centraremos más en el Networking que hacemos sentados frente a nuestro pecé. Detalles, sutilezas y gestos para evolucionar hacia personas que nos llene en el ámbito profesional. En cierta manera debemos aprovechar el auge de las redes sociales y de la hiperconectividad que podemos llegar a tener.

Nerwotking ante nuestro puesto de trabajo

Un primer paso siempre recomendable es que fijemos primero conceptos para saber de qué estamos hablando. Se puede decir que el Networking es una actividad dirigida a construir y mantener relaciones personales estables, normalmente en un ambiente profesional, orientadas a la obtención de beneficios mutuos. Es decir, se trata de administrar y hacer crecer nuestra red de conocidos de tal manera que obtengamos y ofrezcamos beneficios a título personal a través de esas relaciones.

La segunda cuestión que considero que debemos abordar es distinguir en qué redes sociales se puede hacer networking. Aquí se hace importante la distinción entre las redes sociales profesionales (Linkedin, Xing, Viadeo) y las más generalistas (Facebook, Tuenti, o Twitter). Aunque luego volveré sobre esta cuestión, en principio voy a centrar mi análisis en las redes profesionales, ya que son las que están específicamente diseñadas para esta tarea.

Hay que tener siempre presente nuestra estrategia y objetivos. Debemos construir una red equilibrada, ni demasiado elitista (casi todos los contactos acaban siendo útiles), ni que crezca sin criterio (pues puede atraer a gente poco valiosa para nuestros contactos). Siempre debemos respetar la privacidad de nuestros contactos, y huir de actitudes que puedan ser percibidas como un “acoso” o una actitud egoísta y cortoplacista.

Siempre hay que aceptar contactos con una cierta prudencia. Una actitud demasiado “abierta” (y aquí pecamos todos) nos puede llevar a caer en las redes de estafadores, o al menos de ser asociados con ellos. A modo de ejemplo, os traigo este post de Spanisland en el que se denuncia el caso de un presunto estafador, que supuestamente llegó a regodearse de que lo habían “cazado” en sus fechorías en su propio perfil de linkedin; un peculiar relato cuya veracidad no puedo confirmar ni desmentir.

Conclusión

Una vez establecidas estas pequeñas reglas de actuación, queda la cuestión de qué pasos concretos son necesarios para establecer una estrategia de networking en redes profesionales. Las propias redes profesionales prometen grandes posibilidades y resultados, como muchos ya sabéis.

En Tecnología Pyme | Encontrar trabajo a través de los contactos de Facebook es más fácil que a través de LinkedIn Imagen | Cambodia4kids.org Beth Kanter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio