Compartir
Publicidad

El eslabón perdido en la pyme es el HP EliteBook Revolve

El eslabón perdido en la pyme es el HP EliteBook Revolve
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
HP EliteBook Revolve 810 abierto como un portátil

Llevamos unas semanas probando el HP EliteBook Revolve y nos ha sorprendido, con sus cosas buenas y sus detalles mejorables. El eslabón perdido en la pyme es el HP EliteBook Revolve por su capacidad de mimetización con el medio, por su adaptabilidad y versatilidad, y por unos cuantos puntos corregibles que al final hacen que lo desees.

No es un portátil al uso, tampoco es una tableta, sí es táctil pero cuenta con teclado físico y retroiluminado, con una conectividad plena: Wi-Fi, Bluetooth, HSPA+, NFC y USB 3.0, y todo esto en tan sólo 11.6 pulgadas (1.366 × 768 píxeles). Pesa menos de 1.4 kilos y cuenta con protección Gorilla Glass 2 en su pantalla.

HP EliteBook Revolve 810 en el día a día

Lejos de empezar a nombraros especificaciones técnicas, que aburren y las podemos ver en la Web de HP, hablaremos claro, diremos como se comporta este medio portátil medio tableta en una pyme; con presentaciones, reuniones, atendiendo a clientes, trabajando con varios entornos y sobre todo: sobreviviendo ante nuestras manos.

Si debemos estar todo el día manejando entornos, respondiendo mails, usando herramientas de tickets: este no es vuestro portátil; la pantalla es demasiado pequeña para estos trabajos. En cambio, si nuestro trabajo está más relacionado con departamentos comerciales, entornos donde se deba mostrar diapositivas o incluso en departamentos de marketing es el portátil idóneo.

No pesa mucho, es cómodo de llevar pero no olvidemos que cuenta con una forma distinta. No es un portátil que cuenta con dos capas: el teclado y la pantalla. La pantalla es más corta que la parte donde está el teclado ya que la pantalla se debe girar para tapar el teclado y tiene una bisagra que permite ese movimiento.

Cuenta con un disco SSD que agiliza mucho el trabajo. Si necesitamos acceder constantemente a archivos es un punto a su favor por no nombrar el ahorro de consumo de batería y la casi ausencia de calor cuando lo tenemos en el regazo mientras trabajamos. La pantalla trasmite una sensación distinta a la que puede hacer un producto de Apple, es ágil, pero distinta al tacto.

HP EliteBook Revolve 810
Aquí se aprecia el giro de la pantalla sobre la bisagra

Trabajar con un portátil que es táctil, no os lo puedo negar, al principio cuesta. No estamos habituados a girar la pantalla, plegarla y comenzar a manosear iconos o navegar por Internet; pero sin duda es un paso que viene entrando y que asimilaremos con cierta facilidad en breve. Tal es el punto, que cuando haces una presentación, no recuerdas que puedes usar con agilidad un PDF o alguna aplicación para presentar hojas.

Una vez que te acostumbras al uso de este "portátil táctil" casi no usas el teclado físico excepto cuando tienes que centrarte en el trabajo, cuando debemos agachar la cabeza y escribir con soltura, como puede ser un correo electrónico o un documento. Es en ese momento cuando te das cuenta que la velocidad del teclado virtual (el que usamos en la pantalla táctil) es mucho más inferior al teclado físico, sin olvidar que al desplegar el teclado virtual nos roba un 30% de la visibilidad de la pantalla.

Cuando trabajamos "sólo con la pantalla" y te quedas sin batería, accedes al cargador, lo conectas y te decepciona un poco. El cable está en la parte de abajo de la pantalla y no gira como en un iPad; su horizonte es fijo, y cuesta un poco trabajar ya que el cable del cargador queda rezagado en nuestra pierna o bajo nuestra mano si estamos de pié. En esta imagen lo podéis comprobar:

HP EliteBook Revolve
HP EliteBook Revolve 810 cargando

La batería, que es sin duda el punto débil de los portátiles destinados a entornos de trabajo, es realmente buena. El HP EliteBook Revolve 810 aguanta, sin problemas, hasta las seis horas. En un entorno de trabajo se entiende que no estamos lanzando grandes procesos a ejecutar ni tampoco retocando vídeo. Conectado a la Wifi, Outlook, alguna hoja PDF, software para acceder a servidores y aplicaciones de chat, es como lo hemos probado con más de seis horas de buen resultado.

Conclusión

Si necesitas un portátil pequeño, robusto y duradero el HP EliteBook Revolve 810 es el tuyo. Si a eso le sumamos su capacidad táctil y su versatilidad gracias a sus infinitas conexiones lo hace un portátil excelente para trabajar con él, sin olvidar su pantalla de 11.6 pulgadas. Pero: ¿a qué precio?

Con un Intel® Core™ i5, disco SSD de 128 GB y SODIMM de 4 GB 1600 MHz deberíamos pagar 2025€, lo que significa: cuatro euros menos que si optamos por un MacBook Pro de 15 pulgadas. ¿Merece la pena? No juegan en la misma liga ni persiguen el mismo público. El Revolve es muy versátil y no te "duele" trabajar con él, con un MacBook Pro estaríamos mucho tiempo cuidándolo como para poder viajar o llegar a una sala y dejarlo en la mesa con el cable HDMI y el cargador mientras manoseamos dentro de una presentación.

Si os soy sincero a mi me ha gustado mucho el portátil. La libertad de trabajar como un portátil normal sabiendo que lo puedes usar como una tableta es un añadido positivo. Su grosor de 22 milímetros no es un incordio pero si fuera más fino sería más manejable. La sensación que trasmite este portátil es idéntica a cuando jugabas con piezas de Tente (sí, soy un viejales) y al terminar de montar la maqueta decías: "me gusta el resultado pero sé que podría haber cosas a mejorar y lo harían casi perfecto".

El portátil ha sido cedido para la prueba por parte de HP España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | HP EliteBook Revolve 810 En Tecnología Pyme | ¿Cómo es el equipo informático perfecto para la empresa? El portátil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio