Compartir
Publicidad
Publicidad

Discos duros virtuales, el tamaño a veces no importa

Discos duros virtuales, el tamaño a veces no importa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad


El otro día en el transcurso de una conversación en el que discutíamos las características que debía tener un disco duro virtual que fuera funcional para un autónomo una de las cuestiones en las que se hacía mucho énfasis era la cuestión del tamaño. Muchos se sorprendieron cuando proponía que cuando hablamos de discos duros virtuales el tamaño a veces no importa, sino que es mucho más importante que tengan funcionalidad.

La principal queja era que los discos duros funcionales, tipo Dropbox tenían poca capacidad de almacenamiento en su versión gratuita. Sin embargo, los que tenían capacidad ilimitada tenían poca funcionalidad. Mi postura era determinante en este caso. Para trabajar en la nube y tener un disco duro virtual que nos ayude a tener a mano la documentación fundamental de nuestra empresa tiene que ser un sistema transparente para el usuario.

La parte más interesante de un sistema de disco duro virtual es que sea desantendido para el usuario, es decir, que sin que tenga que realizar ninguna acción se sincronice directamente, sólo con guardar los archivos en la carpeta determinada, o que nos permita conectar carpetas entre distintos ordenadores. En este sentido ZumoDrive es uno de los servicios que nos da mayores funcionalidades.

De nada nos serviría tener 500 GB de almacenamiento en la nube si luego tenemos que ir subiendo los archivos de uno en uno. Un buen gestor de subida, sincronización automática de carpetas, clientes para distintos sistemas operativos y dispositivos móviles son algunas de las cuestiones que debemos tener en cuenta.

Por último una de las cuestiones que es interesante son los planes de precios que adopta cada servicio. Aquí la granularidad de los planes para mi es importante. Si comparamos Dropbox con ZumoDrive, por ejemplo el primero empieza sus planes de precios en 50 GB por 8 euros al mes aproximadamente, mientras que ZumoDrive inicia su campaña de precios en 10 GB por poco más de 2 euros al mes. Es interesante adoptar los planes de precios más adecuados para cada empresa.

Las ventajas que nos aporta y las mejoras en la productividad bien valen pagar ese pequeño precio que nos puede suponer. La tranquilidad que nos da saber que cualquier dato crítico de nuestra empresa está disponible siempre que tengamos una conexión a Internet es una alternativa muy interesante que debemos valorar con atención. Seleccionar que datos queremos llevar siempre con nosotros y ver por cuanto nos saldría movilizar este almacenamiento es cuestión que debe valorar cada empresa.

En Tecnología Pyme | Dropbox llega a BlackBerry

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio