Compartir
Publicidad
Publicidad

Direccionamiento IP en las empresas

Direccionamiento IP en las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Una de las cuestiones que suele estar muy estructurada en las grandes o medianas pero no tanto en las pequeñas es el direccionamiento IP en las empresas. Por lo general un empresa pequeña o asigna direcciones de forma dinámica y por lo tanto se da a un equipo la primera dirección libre dentro del rango habilitado.

Por lo general una empresa pequeña, que trabaje en grupo de trabajo, con un número de equipos en red limitados no necesita mantener tanto el orden en el direccionamiento. Con menos de 20 equipos en red es fácil identificar la IP de un equipo de forma rápida si tenemos un direccionamiento estático, es decir, cada equipo tiene siempre la misma dirección de red configurada de forma manual en cada uno de ellos.

Otra de las opciones de las que disponemos es utilizar un direccionamiento dinámico, y en este caso es el propio router el que se suele encargar de asignar la primera dirección libre del rango disponible. Este podemos definirlo en la configuración web del router, por lo general a través de una sencilla interfaz web.

Cuando contratamos un línea ADSL para nuestra empresa, la operadora de telefonía nos asigna una dirección IP pública, que es la que le permite a nuestro router facilitar la comunicación con el exterior. A nivel interno utilizamos una direción IP privada, del rango 192.168.1.xxx, por ejemplo, que nos permite tener en red 254 equipos, al ser en este caso de clase C.

En este caso se trataría de organizar el espacio que tenemos disponible para tener nuestro tráfico lo más ordenado posible, sobre todo con vistas a un crecimiento de disositivos de red. Es decir, reservar una horquilla de direcciones, como puede ser el ejemplo siguiente:

  • Desde la 192.168.1.1 hasta la 192.168.1.20 para los dispositivos de gestión de red, es decir, router, switch o puntos de acceso en caso de disponer de ellos. Para una empresa pequeña esto sería más que suficiente.
  • Desde la 192.168.1.240 hasta la 192.168.1.254 para las impresoras de red de manera que tengamos identificados en este grupo impresoras, escáner, etc.
  • Desde la 192.168.1.21 hasta la 192.168.1.150 para los puestos informáticos. Es conveniente que se vayan asignando de forma consecutiva para que no nos dejemos direcciones vacías sin asignar.
  • Desde la 192.168.1.151 hasta la 192.168.1.139 192.168.1.239 para dispositivos móviles, ya sean estos portátiles, teléfonos móviles que se conectan a la WiFi de la empresa o PDA’s.

Esto lo podemos realizar con direccionamiento estático, definiendo la IP de forma manual en cada puesto o mixto, es decir, permitimos que los puestos informáticos queden asignados de forma dinámica y nosotros asignaremos de forma manual el direccionamiento para impresoras, electrónica de red y equipos en movilidad, por ejemplo. Todo dependerá del grado de complejidad que vaya alcanzando nuestra empresa. Para empresas pequeñas, con tener el direccionamiento un poco ordenado será suficiente para ayudar sobre todo en la solución de problemas con la red.

En Tecnología Pyme | Tres alternativas de filtrado de DNS
Imagen | mconnors

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio