Compartir
Publicidad
Publicidad

Desfragmentar el disco duro del ordenador

Desfragmentar el disco duro del ordenador
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Una de las cuestiones que determina la velocidad de nuestros equipos es la capacidad que estos tienen a la hora de leer y escribir datos. Una de las cosas que suelen producirse cuando trabajamos con Windows como sistema operativo es que los datos que tenemos están fragmentados en su ubicación en el disco duro. Por eso una buena medida para mejorar un poco la velocidad de acceso a los datos es la posibilidad de desfragmentar el disco duro del ordenador.

Cuando Windows graba los archivos, nuestros datos, lo va realizando en los espacios que nuestro disco duro tiene libres, pero no necesariamente tienen que ser contiguos. A la hora de recuperar dichos datos nuestro sistema tiene marcado donde ir a buscarlos en caso de que estos datos se encuentren fragmentados. Pues bien, este pequeño cálculo previo es el que eliminaremos al desfragmentar el disco duro del equipo. La mejora en velocidad no es espectacular, pero si puede ser significativa cuando los datos en nuestros discos duros se encuentran muy fragmentados. Esto suele ocurrir cuando se han copiado y borrado muchos archivos en poco tiempo, o en equipos que ya tienen una cierta antigüedad. Esta operación será recomendable cuando vamos a hacer una copia de seguridad de nuestro sistema o una imagen del mismo. Además ayudará a que el espacio ocupado por la misma sea menor.

Podemos desfragmentar el disco desde Inicio>Programas>Accesorios>Herramientas del sistema, y nos aparecerá la opción de Desfragmentador de disco. Una vez dentro podremos elegir que disco duro queremos analizar y después de ver en qué medida se encuentra fragmentado, proceder a su desfragmentación. También podremos programar estas acciones para que nuestro equipo las realice de forma periódica. Para llevar a cabo esta tarea de forma efectiva deberemos tener al menos un 15% de espacio libre en nuestro disco duro, por lo tanto si no tenéis el disco duro al límite de su capacidad no podréis realizarlo.

Además es un proceso que tarda su tiempo y que además no es conveniente que ejecutemos otras tareas durante el tiempo que se está realizando. Por lo tanto, ni no lo programamos conviene realizarlo en el momento de la comida o cuando hemos acabado la jornada de trabajo. Una vez terminado tendremos otra vez nuestro disco duro a pleno rendimiento y todos nuestros archivos lo más agrupados posible.

En Tecnología Pyme | Puntos de restauración del sistema

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio