Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando pierdes todos los datos, ¿a quién reclamas?

Cuando pierdes todos los datos, ¿a quién reclamas?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si el otro día hablaba de las precauciones que debemos tener para realizar las copias de seguridad, hoy vamos hablar del extraño caso que llevó a Murphy a enunciar su famosa ley, y es que no podía tener más razón. Si algo puede salir mal, saldrá mal. Y en este caso cuando pierdes todos los datos, ¿a quién reclamas? Pongamos el caso de que tenemos a una empresa contratada para el mantenimiento de nuestros equipos y que también realiza nuestras copias de seguridad.

Es el momento en el que se dan un cúmulo de circunstancias adversas y resulta que por una subida de tensión o un cortocircuito se os ha fundido la placa del servidor y el disco duro. Es entonces cuando respiramos tranquilos porque tenemos la copia de seguridad, y puede que estemos unos días sin trabajar mientras todo vuelve a la normalidad, pero no habremos perdido más que un poco de tiempo. Grave sí, pero no irreparable.

Volvemos a poner en marcha el servidor, y bueno es el momento de comenzar a restaurar la copia de seguridad. Y aquí llega el momento del pánico, cuando el técnico nos dice, no se que ha pasado pero la copia de seguridad que estaba programada no se estaba haciendo. Y a partir de aquí llegan todos los problemas, porque las copias de seguridad que se deberían hacer de los equipos, tampoco están. Vamos la típica situación en la que todo sale mal.

¿Quién es el responsable? Suponiendo que tenemos una empresa contratada para llevarnos el mantenimiento informático y que era la encargada de supervisar las copias, ¿podemos reclamarles? Pues todo depende del tipo de contrato de mantenimiento que firmamos. Si no está claro, toca llegar a un acuerdo o pleitear. Por eso es conveniente incluir en los contratos de mantenimiento una clausula de indemnización para este tipo de temas.

También existen seguros de cobertura para la pérdida de datos, pero como muy bien dice nuestro compañero Pablo de Pymes y Autónomos estos no cubren la pérdida de clientes que se marchan a la competencia porque no les ha llegado el pedido que hicieron hace una semana. Tampoco cubre la cantidad ingente de antiácido que tendrás que tomar para prevenir la úlcera provocada por el estrés que sufrirás hasta que todo vuelve a estar en orden.

Por eso es necesario evaluar bien los riesgos de una pérdida total de los datos de nuestra empresas. ¿Cuánto perdemos si tenemos que empezar de cero? En función de esta cifra sabremos cuanto tenemos que invertir en la realización de copias de seguridad. Otra cuestión que no está de más es probar a restaurar la copia cada cierto tiempo para comprobar que todo se está ejecutando de forma correcta. Y por supuesto tener una copia completa de la información fuera de la oficina. No es la primera vez que un pequeño incendio destruye el servidor, y las copias de seguridad, que por supuesto estaban en una estantería al lado del propio servidor.

En Tecnología Pyme | La planificación de las copias de seguridad
Foto | newmediarchitect

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio