Compartir
Publicidad
Publicidad

Contratar seguros para los equipos portátiles

Contratar seguros para los equipos portátiles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones que a menudo nos pasan por la cabeza cuando adquirimos un portátil es si debemos o no contratar seguros para los equipos portátiles. En muchas tiendas nos recomiendan adquirir, por un precio extra más que suele ser entre un 5 y un 10% del precio del equipo un seguro que nos cubrirá cualquier eventualidad que pueda ocurrir con dicho equipamiento.

Es una cuestión muy práctica, puesto que por un pequeño precio si nos ocurre algo tendríamos un portátil de las mismas características o superior, en la mayor parte de los casos o el reembolso del coste del equipo. Esta cuestión es la que tenemos que mirar con lupa si contratamos un seguro para nuestros equipos portátiles. Es muy importante leer la letra pequeña para saber en que supuestos estamos cubiertos y en cuales no.

Al fin y al cabo el negocio de los seguros consiste en ofrecerte una cobertura con el objeto de no tener que pagarla, es decir, que no ocurra ningún percance con el equipo o en el caso de que ocurra que sea un supuesto que no esté cubierto. Y esto es extensible a todo tipo de seguros excepto los de decesos. Por eso es muy importante saber que tipo de cobertura nos ofrece antes de contratar para saber si nos interesa.

Es una opción bastante recomendable en el caso de autónomos o trabajadores en movilidad, que están con el portátil de un lado para otro, expuestas a un robo o a que sufra un golpe en un momento dado y deje de funcionar. Está claro que no nos evitará estar unos días sin equipo portátil, pero tener la tranquilidad de poder adquirir otro sin quebranto económico puede ser interesante para muchos.

Otra opción que deberíamos valorar es si nos conviene más un seguro para nuestro portátil o una garantía ampliada, que es otra alternativa a nuestra disposición. En algunas ocasiones se pueden llegar a confundir, pero no son exactamente lo mismo, ni tendremos los mismos tipos de coberturas.

Por lo general la garantía extendida la ofrece el fabricante o distribuidor y suele consistir más en la reparación del equipo que en su sustitución o pago de su valor. Las garantías extendidas, dependiendo siempre del tipo de cobertura, nos ofrecen un mejor servicio técnico que incluye la revisión del equipo por un técnico. Por lo general será el técnico quién nos visite evitando de esta manera tener que enviar el equipo portátil al servicio técnico.

Esta alternativa es la más común en la mayoría de las garantías. Si algo no funciona bien en nuestros equipos o tenemos algún problema, pasados los primeros días el distribuidor al que se lo compramos se desentiende y tenemos que tratar con el fabricante. Lo normal es tener que enviar el portátil al servicio técnico con lo cual nos quedamos sin equipo durante un tiempo, lo que puede suponer un problema grave para muchas empresas.

En Tecnología Pyme | LAlarm, software de protección contra el robo de portátiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio