Compartir
Publicidad

¿Cómo sabemos si ha llegado la hora de renovar el diseño de la página web?

¿Cómo sabemos si ha llegado la hora de renovar el diseño de la página web?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay algunas veces que aunque estemos actualizando el contenido de nuestras páginas web ha llegado el momento de renovar su estética. Pero, ¿cómo sabemos si ha llegado la hora de renovar el diseño de la página web? Pues en realidad podemos hacerlo por varios motivos, ya sean simplemente estéticos o funcionales.

En el caso de los motivos estéticos, como en todos los campos existen distintas modas, y el diseño web no es ajeno a ellas. Una página que no ha renovado su diseño en cinco años puede contener elementos que hoy en día simplemente parecen poco funcionales o innecesarios.

Cuando necesitamos más funcionalidad para nuestra web

Pero también cuestiones que afectan a su funcionalidad, como puede ser el caso de no tener un diseño adaptativo, que permita visualizar de forma más o menos correcta nuestra página desde distintos tamaños de pantalla, desde los 4,5" de un smartphone a las 46" de un televisor, lo cierto es que tenemos donde elegir.

Utilizar un gestor de contenidos para actualizar facilmente la página

También podemos apostar por un nuevo modelo de gestión, pasando a utilizar por ejemplo un CMS, un gestor de contenidos, que nos permita actualizar la página de forma más sencilla sin depender del diseñador web para ello. O mantener nuestra página pero añadir un blog corporativo, donde podremos llevar a cabo las actualizaciones e integrar el nuevo contenido.

¿Cambio radical o pequeños cambios progresivos?

Lo importante es que la transición que realicemos sea transparente para el usuario. Por ejemplo, se pueden hacer modificaciones y adaptación en el código para que se incorporen nuevas funcionalidades sin que haya un gran cambio estético. Después podemos ir introduciendo pequeños cambios que al cabo de un tiempo den lugar a una página totalmente nueva.

Un nuevo diseño para estrenar página web

La otra alternativa es plantear el cambio total, de manera que cuando cambiamos estrenamos página web. Aquí depende mucho de la fidelidad que tengamos de los clientes, ya que muchos de ellos pueden estar acostumbrados a navegar por nuestra página y hacer las cosas de una determinada manera.

Aquí en el caso de las tiendas online con clientes fidelizados quizás lo mejor es no hacer cambios radicales, mejorando aspectos de usabilidad y diseño, pero sin que cambien de ubicación los menús o haya una reordenación de todos los elementos a menos que sea absolutamente imprescindible.

Lo importante es que la inversión que vamos a realizar tenga un rápido retorno, ya sea en forma de nuevas ventas en la tienda online o a través de la llegada de nuevos clientes que ganamos por un mejor posicionamiento de la web, por ejemplo.

En Tecnología Pyme | Cinco tendencias en el diseño de páginas web para 2014 Imagen | Jeremy Keith

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio