Compartir
Publicidad

Cómo habilitar un puesto de trabajo en nuestro lugar de vacaciones

Cómo habilitar un puesto de trabajo en nuestro lugar de vacaciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las vacaciones están para descansar, para desconectar, podríamos seguir repitiendo estas máximas durante un buen rato, pero lo cierto es que en muchas ocasiones, sobre todo en el caso de los autónomos tienen suerte si pueden acompañar a sus familias en las vacaciones y tienen que seguir trabajando, aunque sea unas horas al día. Por eso vamos a ver cómo habilitar un puesto de trabajo en nuestro lugar de vacaciones.

Lo normal es que estamos en un apartamento, un hotel, la casa del pueblo, etc. y no tenemos el espacio propio del que disfrutamos en nuestra oficina o en nuestro despacho. Por eso debemos elegir entre las opciones disponibles, mejor una mesa y una silla que un sofá.

Si tienes que trabajar en vacaciones...

Aunque si no queda más remedio y tenemos que trabajar en el sofá o en la cama tenemos que buscar los mecanismos para trabajar lo más cómodo posible ya que ello hará que acabemos las tareas lo más rápido posible. Podemos usar cojines o almohadas como reposabrazos para no cansarnos, y colocar el portátil sobre un cojín con una bandeja sobre nuestras piernas.

También es importante evaluar la cobertura, puesto que lo más seguro es que dependamos de la conexión móvil y en zonas de costa o en pueblos de interior, en verano la población se duplica y la cobertura no es tan buena como nos gustaría. A veces trabajar en una u otra habitación marca la diferencia de la productividad.

Otra cuestión que debemos tener en cuenta si vamos a trabajar en exteriores es el reflejo de pantalla. Sobre todo en verano puede ser muy agradable estar en el jardín, la terraza o el patio de la casa, pero un exceso de sol provoca brillos y reflejos en la pantalla que nos cansan más la vista y nos obligan a realizar un esfuerzo extra. Hay que buscar lugares con sombra pero con la luz adecuada.

Por último, si sólo tenemos que trabajar unas pocas horas al día es bueno buscar un horario diferente, en el que podamos estar tranquilos y concentrados. A primera hora del día, a última de la noche o en las horas de descanso de la tarde. De esta manera podemos conciliar vida familiar y laboral sin que sea un incordio.

Nadie quiere trabajar en vacaciones, pero si no nos queda más remedio que hacerlo mejor concentrar las tareas en pequeños tramos horarios donde podamos acabarlas de forma rápida y poder disfrutar del resto del tiempo libre con nuestra familia.

En Tecnología Pyme | Coworking, una alternativa para el trabajo en vacaciones Imagen | Alessandro Valli

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio