Compartir
Publicidad

Cómo es el Customer Development aplicado a la pyme (III)

Cómo es el Customer Development aplicado a la pyme (III)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días os comentaba como comenzar con el Customer Development. No es complicado pero implica un cambio radical sobre como percibimos los negocios. Normalmente pensamos que una idea se puede convertir en negocio pero el Customer Development es lo contrario: una necesidad puede ser un negogico. Cómo es el Customer Development aplicado a la pyme.

En el anterior post comentábamos que había diferentes fases: Customer Discovery (descubrimiento de clientes), Customer Validation (validación de los clientes), Customer Creation (creación de clientes), Company Building (construción de la empresa). Hoy nos centraremos en la tercera parte: creación de clientes.

Creación de clientes

En esta primera fase el trabajo consiste en crear demanda de nuestro producto y llevarla a nuestros canales de venta. Esta etapa se fundamenta en el primer éxito de la empresa en la etapa anterior en la que ya se ha vendido el producto a los primeros clientes. Algunos podrán estar decepcionados pero lo importante es su opinión para no decepcionar a otros.

Ahora debemos pasar de los "early consumers" al "mass market". Lo mejor de esta técnica es que el gasto importante empieza ahora, marketing y ventas, y no antes ya que por fin hemos validado que nuestro modelo de negocio es viable. No hemos invertido una gran cantidad de dinero y tiempo, sólo estamos recibiendo un feedback que nos ayudará a poner a la venta nuestro producto a gran escala.

¿Qué beneficios tiene todo esto así como lo pintamos? La empresa puede operar en un mercado existente, crear un nuevo mercado o segmentar un mercado existente, y en cada uno de estos tipos, la forma a proceder es distinta. No nos chocaremos con algo para vender; daremos a conocer nuestro producto justo a quien lo podrá querer.

Al tener un producto existente y ser tangible podemos aprovechar para mostrarlo y no digo venderlo, sino dar a probar. Podemos hacer como quien le da una golosina a un niño pero siempre buscando un feedback de quien pueda realmente darle un uso. Recordemos que anteriormente hemos diseñado un producto que sabemos que se necesitará.

Conclusión

Estos pasos se pueden probar tras el diseño del producto. No hace falta poner vallas publicitarias por todas las ciudades, ni contratar a un SEO que mueva montañas por Internet. Si podemos recoger una opinión de alguien que pensamos que puede ser un potencial comprador: tendremos gran parte del trabajo hecho.

En Tecnología Pyme | Customer Development Imagen | Jeff McNeill

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio