Compartir
Publicidad

Cloud hosting: tu servidor como servicio

Cloud hosting: tu servidor como servicio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una empresa se propone crear un nuevo proyecto y piensa en un servidor sobre el cual montar su sistema surgen las dudas y sobre todo una vez realizada la inversión, quedamos prisioneros de esta decisión hasta que haya pasado el tiempo de amortización de la misma. Para intentar mitigar un posible error en esta elección podemos optar por el cloud hosting: tu servidor como servicio.

Para muchas empresas la elección del servidor no admite marcha atrás y es una de las más importantes que toman en el inicio de un proyecto. Aunque esta decisión se haga con criterios de escalabilidad y posibilidades de crecimiento futuro siempre pueden existir dificultades a la hora de crecer con nuestra empresa o crear proyectos nuevos. Todo esto es lo que nos ahorramos eligiendo la opción de cloud hosting, puesto que podemos ir aumentando o disminuyendo servicios según lo vamos necesitando. Podemos elegir tanto recursos de hardware como de software. Es decir, podemos partir de una cantidad inicial de CPU, disco duro, memoria y tasa de transferencia que podemos ir ampliando según las necesidades que vaya teniendo nuestra empresa. Una de las cosas que nos garantiza este sistema es una alta disponibilidad en los recursos y sobre todo unos costes fijos.

Para que os hagáis una idea en el proveedor que yo he estado mirando he visto que el servicio básico parte de los 50€ al mes y nos ofrece una CPU, 1 GB de memoria RAM, 50 GB de disco duro y una tasa de transferencia de archivos de 25 GB. Seguro que otros proveedores ofrecen otras soluciones más baratas o de mejor capacidad por el mismo precio que se pueden ajustar a las necesidades de nuestra empresa, es cuestión de buscar y comparar entre las distintas soluciones del mercado.

Es una opción interesante si no deseas desplegar una infraestructura propia pero hay que saber que cuenta con todos los inconvenientes de actuar en la nube, como pueden ser la necesidad de un ADSL con buena velocidad de subida o simétrico, y la dependencia en todo momento de la banda ancha para disponer de nuestro servidor o la posibilidad de que el proveedor deje el producto descontinuado.

Creo que esta opción a la larga puede salir más cara que tener nuestro propio servidor pero por otro lado lo mejor es la facilidad para la pequeña empresa de poder disponer de recursos ilimitados en caso de necesitarlos, la adaptación y modularidad de este tipo de sistemas. Por otro lado este tipo de servicios ofrecen mantenimiento, copias de seguridad y todo tipo de servicios que pueda demandar nuestra empresa. Personalmente creo que en España esta tecnología debe madurar y quizás con la llegada de la banda ancha a través de la fibra óptica podamos tener confianza en este tipo de productos.

Más Información | Video Arsys Cloud Hosting En Tecnología Pyme | SaaS: el software como servicio online

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio