Compartir
Publicidad

Cinco alternativas para recargar nuestra batería del móvil durante el día

Cinco alternativas para recargar nuestra batería del móvil durante el día
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando trabajamos en movilidad durante toda la jornada laboral uno de los principales miedos es quedarnos sin batería. Los heavy users, los que están todo el día enganchados trabajando con el móvil tienen problemas para acabar el día sin recargar y mucha suerte si completan la mañana sin enchufarse a la corriente. Por eso hoy queremos ver cinco alternativas para recargar nuestra batería del móvil durante el día.

Descartando que podamos enchufarnos a la corriente eléctrica convencional mediante un cargador, que sería la opción más habitual cuando nos hemos quedado con las reservas de energía bajo mínimos, vamos a ver que alternativas podemos tener para recargar nuestros smarphones.

Cinco alternativas para recargar tu móvil

Una segunda batería para aquellos móviles que puedan cambiar su batería. Esto tiene dos cosas que son bastante incómodas. Tenemos que acordarnos de tener cargada la batería de reserva y luego tenemos que abrir el móvil, apagarlo y cambiar la batería. Además algunos modelos de móvil no permiten cambiar la batería.

Una batería externa que conectemos mediante cable o depende el modelo puede incluir la conexión directamente en la batería. Es muy cómodo si llevamos un maletín, una mochila o similar donde podemos dejar nuestro móvil a cargar mientras nos desplazamos.

El cargador para el coche, ya sea en modo conexión al mechero o porque disponga de un puerto USB al que conectar el teléfono y recargarlo mientras vamos en marcha. La parte negativa es que va bien para grandes trayectos y es menos eficiente para pequeños recorridos.

La funda con batería extra, que podemos acoplar a nuestro teléfono. Cumple con dos funciones, por un lado protege el móvil de caídas y por otro la batería que tiene pasa al teléfono alargando el tiempo de autonomía del dispositivo.

Una batería de mayor capacidad que se puede incluir en determinados modelos de móviles. Penalizamos un poco el grosor del mismo, pero a cambio conseguimos un 50 o hasta un 100% más de batería para nuestro teléfono. La parte buena es que conservamos la batería original, que si tenemos recargada hace que nuestro teléfono alargue la duración de la batería mucho más allá de un día de trabajo.

La batería, el cuello de botella de los smartphones

Es uno de los motivos por los que muchos autónomos y empresas deciden cambiar de móvil. Con el tiempo la batería pierde capacidad y cuando han pasado un par de años, muchos no quieren invertir en una nueva batería o su modelo no lo permite.

Tenemos móviles con pantallas más grandes, de mayor resolución, más capacidad de cálculo, con mejores procesadores y más memoria. La batería también aumenta de capacidad, pero en general no lo suficiente como para ver que es eslabón más débil en esta tecnología hoy en día.

Y vosotros, ¿qué alternativas usáis para recargar el móvil cuando no hay un enchufe a mano?

En Tecnología Pyme | Cinco teléfonos móviles con una gran batería, porque el tamaño importa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio