Compartir
Publicidad

Ampliar la red de tu empresa con un punto de acceso inalámbrico

Ampliar la red de tu empresa con un punto de acceso inalámbrico
0 Comentarios
Publicidad

A veces cuando necesitamos ampliar los puestos de conexión a red de nuestra empresa nos encontramos que no disponemos de tomas de datos extras y nos enfrentamos a la decisión de tener que elegir entre una nueva red cableada o instalar un switch en una de nuestras tomas. Una de las soluciones alternativas es ampliar la red de tu empresa con un punto de acceso inalámbrico.

Un punto de acceso nos ofrecerá acceso a la red de nuestra empresa de forma inalámbrica. Por lo general lo único que necesitamos es conectar el punto de acceso a una toma de red y a la corriente eléctrica. Al igual que routers y otro hardware de red es configurable y podemos darle los parámetros adecuados para optimizar su funcionamiento dependiendo de los requisitos que tengamos.

Este dispositivo de red dotará a nuestra empresa de mayor flexibilidad al no tener que estar limitado por la ubicación de las tomas de red cableadas y por lo tanto podemos ubicar nuestros equipos y despachos según nuestras necesidades, no condicionados por la obligación de conectar los equipos a las tomas de red cableadas.

Para empresas pequeñas, lo normal es que el punto de acceso y el router estén integrados en un mismo dispositivo, pero para empresas de un tamaño mediano muchas veces es recomendable separarlos. En la elección de este dispositivo debemos tener en cuenta varios aspectos como el número de usuarios que se conectarán a través de él, alcance que debe tener, etc.

En el caso de tener varios puntos de acceso para nuestra empresa y así dotarla de conectividad inalámbrica tendremos que gestionar los puntos de acceso de forma que su zona de cobertura quede superpuesta para no tener zonas muertas sin acceso. El estandar actual que tiene mayor alcance y velocidad es el estándar 802.11n con una velocidad de 300 Mbps y un alcance que varía entre 100 metros en el interior y 300 en exterior.

Este tipo de puntos de acceso son más caros que los más comunes y además hay que sumar las tarjetas inalámbricas que habría que instalar en los ordenadores que no dispongan de ellas. Aún así por lo general esta solución saldrá mucho más económica que realizar una instalación cableada de nuevas tomas de red y más eficiente que colocar un swicht en un despacho y por supuesto mucho más flexible.

Foto | alecim

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio