Publicidad

Ahora debemos meditar el 2013

Ahora debemos meditar el 2013
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es lo normal tras un año o una acción ya pasada. Debemos centrarnos y ver qué hemos hecho bien, en qué hemos fallado y en qué podríamos mejorar en este siguiente año. Ahora debemos meditar el 2013 para evolucionar, crecer y no volver a repetir los errores que hemos podido cometer y hasta repetir en el pasado ejercicio.

Cuando hablo de meditar no me refiero a sentarnos a recitar antiguos escritos budistas sino a pararnos a escribir en un folio en blanco o una hoja de algún software ofimático nuestros logros, fallos y puntos que podemos mejorar. Nada más. Una vez escritos aplicarles una capa de objetividad y sacar conclusiones.

Meditar en la informática, ¿se puede?

Quizás el primer punto que debamos tener en nuestro punto de mira sea la medición holística: ¿cómo podemos entender a nuestros clientes con múltiples dispositivos a través de diversos puntos de contacto? Debemos tener un método donde aunar todas las respuestas que nos han dado. En numerosas ocasiones hemos hablado de tener un documento en la nube donde cada departamento pueda dejar la opinión sobre un cliente. De esta forma podremos crear una criba y de un vistazo recopilar información importante.

El segundo paso sería la medición de crédito completo: ¿cómo podemos atribuir el crédito de atraer a clientes nuevos y recurrentes a las campañas de marketing? Podemos basarnos en el retorno de inversión controlando el coste requerido para una campaña de publicidad asociando el fruto recogido tras esa campaña. Y no sólo en el marketing, si hemos comprado equipos nuevos para la empresa debemos controlar si han servido para agilizar el trabajo y aumentar la capacidad de desarrollo.

Por último debemos anclarnos en la medición activa: ¿cómo podemos asegurarnos de que los datos son accesibles, precisos e integrales? Para llevar a cabo este paso podemos preguntar de manera aleatoria a cualquier departamento o persona de la empresa si comprende, ve accesible y sabe identificar cada dato para, más tarde, procesarlo. Si la respuesta es positiva en la mayoría de departamentos podremos decir que los datos recopilados son aptos para aprender y emprender con ellos.

Conclusión

Este ejercicio no nos debe robar más de un par de horas. Es realmente positivo y nos obliga a recordar cada hecho y cada momento del año anterior. Comenzar un nuevo año recordando lo que hemos hecho bien y mal es enriquecedor para, al menos, no cometer los mismos errores o si los cometemos tener una solución pronto cerca de nosotros.

En Tecnología Pyme | Tres tareas que debe hacer la empresa antes de finalizar el año Imagen | formatbrain

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios