Compartir
Publicidad
Publicidad

Actualizar Windows es una opción imprescindible en la pyme

Actualizar Windows es una opción imprescindible en la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones que para las pymes pequeñas que gestionan de forma autónoma en cada equipo las actualizaciones es saber la importancia que tienen las actualizaciones de Windows y cómo funcionan. Vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre el tema y saber por qué actualizar Windows es una opción imprescindible en la pyme.

Y vamos a personalizar en sistemas operativos Windows aunque el tema de las actualizaciones afecta por igual a todos los sistemas operativos. Todos los sistemas operativos realizan actualizaciones del sistema según van detectando y corrigiendo pequeños errores o problemas de seguridad en sus sistemas. Dependiendo de como estén configuradas las actualizaciones serán más o menos transparentes para los usuarios.

En el caso de Windows está organizado de tal manera que los segundos martes de cada mes se lanzan las actualizaciones mensuales. En el caso de este mes se han lanzado 49 actualizaciones, lo que supone un récord de Microsoft, pues nunca había corregido un número tan alto de problemas de una sola tacada.

En las pymes que disponen de un servidor pueden realizar la descarga de manera centralizada a través de una herramienta llamada WSUS, que permite a los administradores de los sistemas poner a disposición de los equipos las actualizaciones que se consideran necesarias en nuestros equipos. Decidimos que actualizaciones descargamos y quedan almacenadas en el servidor para que los equipos las tengan accesibles en el mismo.

Si tenemos que hacerlo de forma individual en cada equipo será cada equipo el que se conecte a Internet para descargarse las actualizaciones. Si hemos decidido revisar que actualizaciones se van a instalar en los equipos, lo mejor es elegir la opción notificarme pero no descargar las actualizaciones sin nuestro conocimiento. De esta manera sabemos que actualizaciones hay disponibles y elegimos las que nos interesan.

Una práctica recomendable es no actualizar todos los equipos de una tacada. Es decir, si disponemos de un equipo de pruebas, actualizar el mismo primero y si comprobamos que todos los sistemas funcionan correctamente aplicamos la actualización al resto de equipos. No sería la primera vez que una vez instalada una actualización nos falla cualquier componente de nuestro ERP, por ejemplo. Debemos ser previsores en este sentido y escalonar, cuanto menos las actualizaciones.

Cómo mínimo deberíamos parchear las actualizaciones de seguridad críticas, que son aquellas que pueden comprometer la seguridad y permitir que atacantes tomen el control de nuestros equipos, en muchos casos. También son interesantes las que resuelven pequeños problemas sobre el funcionamiento del sistema o determinados programas de Microsoft, como puede se MS Office, por ejemplo.

Si no hacemos esta labor estamos comprometiendo la seguridad de nuestros equipos, y con ello la de nuestros datos y nuestros clientes. En cada empresa tiene que haber alguien pendiente de esta cuestión de manera que controle que todos los equipos estén actualizados. No es una cuestión en la que podamos tener dejadez, sino que debemos controlar en la medida de lo posible que instalamos y sobre todo, estar atentos los segundos martes de cada mes.

En Tecnología Pyme | Actualizaciones centralizadas de programas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio