Compartir
Publicidad
Publicidad

Acostumbrarnos a trabajar en la nube

Acostumbrarnos a trabajar en la nube
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Una de las cuestiones que nos debemos plantear a la hora de comenzar el nuevo año es como poco a poco la forma que tienen de trabajar muchas empresas está cambiando. El paradigma de estar siempre conectados nos lleva a buscar mejores métodos de trabajo y nuevos modelos de negocio que nos ayuden a aprovechar esta circunstancia. Una de las cuestiones que tendremos que hacer es acostumbrarnos a trabajar en la nube.

Poco a poco, y de una forma cada vez más evidente, las empresas optan por aprovechar las ventajas de estar siempre conectados para situar en Internet, accesible siempre que tengamos una conexión a la red, determinados servicios de la misma. Podemos optar por llevarnos espacios de trabajos, o dicho de otra manera, almacenamiento de documentos en Internet, o por utilizar aplicaciones concretas bajo modelo SaaS.

Muchos pueden pensar que el modo de trabajo no cambia, simplemente tenemos la opción de trabajar desde fuera de las instalaciones de la empresa. Puede que tengan razón pero a la vez tenemos que tener en cuenta algunos aspectos importantes para aprovechar todas las posibilidades de este modelo de trabajo.

Muchas empresas han trabajado en remoto, pero aunque accedieran desde cualquier lugar mediante Terminal Server, por ejemplo, la forma de trabajar era igual que si utilizaban su equipo de oficina habitual. Llevar el trabajo a la nube significa un cambio de mentalidad a la hora de realizar el trabajo.

Saber cuantos usuarios pueden estar trabajando con el mismo documento a la vez, cómo podemos utilizar las posibilidades de edición colaborativa de un mismo archivo, o cuántos usuarios pueden acceder a la vez al programa de gestión de clientes y cómo podemos sacarle partido para tener la información siempre actualizada.

Lo mismo podemos decir de progrla nube, ya sea pública o privada debe cambiar la forma de trabajaramas de facturación o de otro tipo que nos cambian la forma de trabajar puesto que no dependeremos de la ubicación física que tenemos en este momento sino más bien desde que dispositivo accedemos a la información. Lógicamente no será lo mismo acceder desde un Smartphone que desde un portátil.

Saber aprovechar los tiempos muertos del equipo comercial, por ejemplo, mientras están en la sala de espera de una empresa para que vayan reportando en el CRM el resultado de la visita anterior puede ser una ganancia de productividad muy importante para las empresas. Y este es sólo un ejemplo de cómo la nube, ya sea pública o privada debe cambiar la forma de trabajar en muchas empresas.

Conozco unas cuantas que las reuniones matutinas las hacen tomando café en una cafetería. Esta reunión se podría adelantar un día si todos conocieran cómo ha ido el día anterior y muchos de ellos podrían comenzar la jornada evitando dicha reunión de manera que pueden dirigirse directamente a comenzar las visitas comerciales, evitando en muchos casos atascos y pérdidas de tiempo innecesarias por tener que ir hasta la reunión matutina para fijar puntos en común.

Cada empresa conoce sus necesidades y la forma de trabajar que tiene. Cada uno sabe en qué medida llevar determinadas aplicaciones o documentos a la nube puede ayudarles en su trabajo diario. Las posibilidades son muy grandes y las ventajas que nos facilitan pueden ser claves para mantener la competitividad de nuestro negocio.

En Tecnología Pyme | Microsoft Office 365, ¿salto definitivo a la nube?
Imagen | clarita

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos