Compartir
Publicidad

A veces menos es más

A veces menos es más
0 Comentarios
Publicidad

En informática, como en todo, la mejor opción es la que más se ajusta a nuestras necesidades, la que nos va a permitir hacer de la forma más sencilla posible aquello que necesitamos. Es habitual en las empresas, sobre todo entre los profesionales de perfil algo más técnico, dejarnos deslumbrar por la potencia y prestaciones de tal o cual producto, sin pararnos a pensar en las consecuencias negativas que un "me-trago-lo-que-me-echen" puede tener en nuestra organización. En la mayoría de los casos, y sin duda en el de las pymes y los autónomos, menos funcionalidades se traducen en mayor efectividad.

Y ojo, que con menos no quiero decir pocas, si no las justas, las que vamos a utilizar, por que optar por productos sobre dimensionados, pensados para empresas con mayores necesidades (muy habituales en el mercado español), supone generalmente un aumento de la complejidad en el manejo de la solución y, por tanto, prestarle más atención de la necesaria (alimentarlo con más datos, mayores requerimientos de hardware y mantenimiento, etc.) sin que ello se traduzca en ningún beneficio.

Tampoco consiste la cosa en racanear, os decía no hace mucho que las necesidades de las empresas cambian, así como cambia el entorno que nos rodea. Debemos elegir productos que puedan cambiar con ellas, que sean, como se suele decir en el mundillo, "escalables", que se puedan ampliar, mejorar, enriquecer con nuevas funcionalidades o módulos, pero que no nos obliguen desde un principio a lidiar con flujos de trabajo que lo único que hacen es entorpecer nuestra rutina sin aportar ningún valor real a nuestra empresa.

Que sí, que parece de cajón, pero las personas nos guiamos por impulsos y modas con más frecuencia de lo que puede parecer ¿de dónde salen si no tantos coches todo terreno? ¿todo el mundo se ha mudado a la montaña de repente? Adquirir productos que no necesitamos es el pan de cada día en nuestra sociedad, y en las empresas pasa exactamente lo mismo. En el caso de la tecnología puede suponer además un batacazo económico y de gestión importante, del que se tarda bastante tiempo en recuperarse, así que mejor hacerse una lista de necesidades tras la que parapetarnos frente a los comerciales con mucha labia y poca honestidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio