Compartir
Publicidad

La basura que comemos mientras trabajamos

La basura que comemos mientras trabajamos
1 Comentarios
Publicidad

Nos pasamos muchas horas en la oficina a lo largo del día. Es habitual llegar temprano, a primera hora de la mañana, y no abandonarla hasta bien entrada la tarde o incluso la noche. En todo ese tiempo, el cuerpo nos va pidiendo que repongamos energías; los más previsores suelen llevarse algo de casa, otros van a algún bar (si lo tienen a mano) y el resto acabamos delante de la máquina de vending… ¡Horror!

Yo me pregunto ¿Quién demonios se encarga de elegir los productos que se venden siempre en esas máquinas? Si las empresas hablan las mil maravillas de cómo cuidan a sus empleados, no veo normal que en la mayoría de máquinas que yo me he encotnrado hasta ahora sólo haya productos tipo chocolatinas, bollería industrial,… Incluso alguna con bebidas energéticas con altas dosis de cafeína y estimulantes ¿Es lógico que haya este tipo de comida y bebidas en un centro de trabajo?

Sí, ya sé que cada uno come y bebe lo que quiere, pero alguien en la empresa debería encargarse de velar por la buena salud de sus empleados. Si estamos tantas horas trabajando, muchas veces sentados y sin movernos demasiado, no parece muy razonable que se nos ofrezcan tantos productos hipercalóricos y ninguno “sano”. Las consecuencias a la larga son desastrosas en las personas (obesidad, estrés,…) y esto no es bueno ni para ellas, ni tampoco para la empresa.

¿Dónde están la fruta, los zumos, y otros alimentos más “sanos”? ¿Tiene algún sentido ofrecer bebidas con altas dosis de cafeína y otras sustancias excitantes a los trabajadores? No, no me refiero al café. Mi recomendación es que alguien se encargue de asesorar y preguntar a los trabajadores qué quieren tener en las máquinas de vending, así como de controlar lo que se pone en ella. Lo que está claro es que el gestor de esa máquina tiene unos intereses (comerciales) y los trabajadores otros (alimentación, salud), y ambos no tienen por qué estar alineados. Si no, siempre nos queda hacer la compra en el supermercado y llevarnos nuestras cosas, más “sanas”, al trabajo.

En Pymes y Autónomos | La jornada de trabajo del siglo XXI Imagen | champusuicida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos