Compartir
Publicidad
Publicidad

De viveros y centros de negocios

De viveros y centros de negocios
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En este articulo quiero hablar de dos realidades que en estos últimos años han ido adquiriendo peso para constituir o desarrollar una empresa y la utilidad (o inutilidad particular) que yo le veo a cada una de ellas, me estoy refiriendo a los denominados viveros de empresa y a los centros de negocios.

Estos dos entes que a priori no tienen una conexión directa, pues ni tienen la misma función primaria, sí que comprobamos que tienen una fuerte relación cuando vemos que los dos (en teoría) contribuyen a facilitar el desarrollo de proyectos que de requerir mayor estructura sería difícil que se desarrollasen y también vemos esta relación cuando comprobamos que los dos responden a una cada vez mayor concepto de nuevas empresas livianas, interconectadas y con menos formalidades y rigideces estructurales.

Por una parte nos encontramos con los denominados “viveros de empresa” (también llamados incubadora de empresas u otros nombres), estos lugares no son otra cosa que edificios de oficinas públicos gestionados y facilitados por las administraciones públicas para facilitar que en su seno nazcan ideas de negocio y empresas que fuera de ese entorno no tendrían recursos para sobrevivir, el objetivo último es que el emprendedor tenga un espacio donde hacer nacer y hacer autosuficiente a su proyecto y una vez logrado este objetivo que el proyecto se desarrolle por si mismo fuera del útero protector de la administración.

¿Mi opinión?, sinceramente pienso que todo y reconociendo que estos locales y sistemas de acompañamiento del emprendedor pueden ser útiles en algunos casos concretos de negocio y para unos determinados emprendedores por lo general considero que son una soberana estupidez que absorbe unos recursos públicos para dar una función que pocas veces cumplen, es más muchas veces creo que ni tan solo es bueno que cumplan su función, pues a cambio de “incubar” un proyecto adquieren un poder y ponen unas cortapisas al mismo que limitan su desarrollo o el potencial del autentico emprendedor.

El autentico emprendedor no depende de que le pongan un despachito y le “ayuden” a desarrollar su negocio, el autentico emprendedor no espera (una vez más) que entre todos le paguemos el desarrollo de su negocio y que (una vez más también) “papa estado” venga a su rescate, otra cosa seria por ejemplo las incubadoras que funcionan por ejemplo en Orlando (USA) y que conozco personalmente, eso es otro modelo, es un modelo de promoción privada con colaboración publica que está pensado para desarrollar negocios en la zona, es cierto que la función básica es la misma, pero con una diferencia elemental, ahí es el capital privado quien principalmente entra en juego y del emprendedor depende someterse o no a él, pero de ahí a mendigar las ayudas públicas media un trecho.

Opinión aparte me merecen los denominados centros de negocios, centros privados, donde una empresa organiza una serie de despachos y servicios de administración y logística (entre otros) para ayudar a sus clientes a minimizar los costes en oficinas, estructurales, etc., estos no están pensados solo para emprendedores en el inicio de su negocio pues a empresas que le interese abrir en una nueva localización les puede ser de interés, profesionales liberales que con un despacho en esos lugares y por ejemplo el servicio de secretariado ofrecido ya les basta también les puede resultar de interés, pero sí de los emprendedores hablamos en este caso sí que encuentro a los centros de negocios muy interesantes.

¿Y porque defiendo los centros de negocios y no los viveros de empresas?, porque los centros de negocios responden a la esencia pura del autentico emprendedor, es decir al de aquella persona con pocos recursos, una buena idea y muchas ganas de luchar por ella que adquiere una solución que le ayuda a mantener una estructura con unos pocos gastos y desde ella ir creciendo y desarrollándose, dicho esto puede parecer que la función es la misma que el vivero, craso error, en el vivero hemos ido a mendigar ayuda, en el centro de negocios hemos luchado, hemos invertido con nuestro capital privado y en un lugar privado para desarrollar nuestro negocio.

En Pymes y Autónomos |Los viveros de empresas y su utilidad
Imagen | mauriciomacri

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio