Compartir
Publicidad

¿Qué tiene que hacer una pyme para sobrevivir? Preguntamos a seis que lo han conseguido

¿Qué tiene que hacer una pyme para sobrevivir? Preguntamos a seis que lo han conseguido
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pyme es el motor de la economía en España, representando el 99,87% del tejido empresarial y el 66,4% de la fuerza laboral. En 2018, el número de pymes alcanzó su máximo desde 2008, situándose en 3.593.369, alrededor de unas 55.000 más que en 2017.

La mala noticia es que, también el año pasado, se batió el récord de cierre de sociedades, 28.754, según las cifras del Colegio de Registradores, situando la tasa de supervivencia de las empresas españolas en una de las más bajas de la OCDE.

Además, los últimos datos de demografía empresarial publicados en noviembre de 2017 por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que solo el 40% de las compañías sobreviven transcurridos cinco años desde su creación.

Las dificultades que se encuentran en el camino son muchas; entre otras, un contexto económico adverso, como la crisis de 2008; un cambio en las condiciones reguladoras del mercado, como la liberalización de horarios del comercio; o las dificultades para acceder a financiación. Superarlas es la clave para mantenerse en el mercado, como nos comentan las diferentes pymes con las que hemos hablado.

El conocimiento, un importante activo para adaptarse al mercado

La primera pieza del puzle de la supervivencia puede ser la flexibilidad. Según Daniel Alguacil, fundador de DAA Contenidos, empresa dedicada a la publicación de portales online sobre TI para España y Latinoamérica, con más de 155.000 usuarios suscritos, “el ritmo frenético de cambio que vivimos en el mercado en el que competimos te obliga a cambiar el rumbo continuamente para continuar siendo competitivo”. Por este motivo, se declara partidario, al menos en su sector, de tener un “modelo de negocio flexible y adaptable mes a mes a las exigencias del mercado”.

Las condiciones hostiles a partir de 2008 pusieron a algunas pymes ante el dilema de echar o no el cierre. Por ejemplo, la empresa de carpintería especializada en la producción de stands para ferias y mobiliario de diseño FullEquipe empezó a sufrir impagos a raíz de la crisis. “Entramos en una espiral muy angustiosa, puesto que no cobrábamos, no podíamos pagar y los bancos difícilmente nos daban financiación… Hubo meses en los que la presión nos podía”, nos cuenta Marina Sanz, directora de proyectos.

Esta situación abocó a la compañía a invertir en un software que les permitiera tener un control de las cuentas más exhaustivo y que, en última instancia, ha tenido efectivos positivos en la productividad, al mejorar los tiempos y costes de producción.

Sage50c

Y es que el objetivo de soluciones como Sage 50cloud, heredera vitaminada de Contaplus, es facilitar la gestión empresarial y contabilidad de las pymes, para que estas puedan concentrarse en aquello que realmente saben hacer.

Para Carlos Calatayud, fundador de Sisoucan Dog Academy y propietario y gerente de la escuela canina Siosoucan, “todo comienzo conlleva esfuerzo, constancia, aprendizaje y muchos costes, pero pese a todo, nunca me he planteado cerrar la empresa”. Calatayud señala que es clave “esforzarse en buscar la eficiencia, la eficacia y la productividad". Además, en su opinión, es necesario "tener visión de futuro, crear gráficas de crecimiento y plantearse objetivos anuales iguales o superiores al año anterior y analizar en todo momento el ciclo anual de la empresa con el objetivo de adaptarse a la demanda”.

Innovar o morir

Aunque es importante encontrar un nicho de mercado aún inexplorado, como es el caso de Reparando Alas Rotas, empresa de formación de competencias emocionales co-fundada por Virginia Gonzalo Rivas, “ya que el incremento de bajas laborales por ansiedad y estrés demandaba la necesidad de una educación emocional en todos los ámbitos”, también es importante tener como mantra, desde el principio hasta el final, la innovación.

Istock 927062710

Dennis González, creador de Spalopia, la primera web de reservas para el sector wellnes en España, mantiene que, aunque es inevitable fijarse en la competencia y en las tendencias de mercado, es clave innovar. "Intentamos seguir nuestro propio camino siempre y solo hacemos algo cuando estamos convencidos de que es lo correcto para nosotros, y no porque a la competencia le funcione”.

De la misma opinión son el resto de entrevistados, incluso Marina Sanz llega a apostillar que “si la competencia lo ‘hace mal’ y te vas fijando en cada paso, puedes caer". Por ese motivo, intentan mantener una relación muy cercana con sus clientes con el objetivo de "aportar siempre soluciones y mejoras e ir depurando nuestra calidad/precio”.

Esta búsqueda de la diferenciación es la clave para Eva Laoshí, que en 2010 se lanzó a la enseñanza de chino mandarían en España con clases curriculares y extraescolares en colegios privados y concertados y clases particulares a domicilio. Hoy cuenta con su propia academia y diez empleadas, de las cuales cinco son profesoras nativas de chino. “Es importante saber cuál es el valor que tiene para el cliente el servicio que le vas a prestar. El sector de la educación es complejo en este sentido, porque una empresa como nosotros tiene que buscar la satisfacción de tres clientes al mismo tiempo: la institución académica que contrata nuestro servicio, los padres que son los que toman la decisión de enseñar chino mandarín a sus hijos, y los propios alumnos, que en última instancia son los receptores directos del servicio”.

La tecnología como herramienta para diferenciarnos de la competencia

Flexibilidad, innovación, productividad, control de las cuentas, relación con el cliente... Estos son algunos de los puntos que, según las seis pymes consultadas, marcan la diferencia entre sobrevivir o no. Todas ellas, además, coinciden a la hora de subrayar que también resulta vital la inversión en tecnología. De hecho, Alguacil considera al software un elemento “crítico” para el desarrollo de su empresa, puesto que ofrece "una visión rápida de tus indicadores de negocio".

Istock 872798448

Y ya sabemos que la información es poder, como la que ofrece la solución Sage 50cloud. Este software de gestión empresarial y contabilidad incorpora todo un abanico de informes y gráficos, a través de los cuales los usuarios pueden conocer la situación del negocio de forma rápida y completamente visual. Por ejemplo, incluye elementos que facilitan la obtención de información en tiempo real, en forma de widgets, indicadores, códigos QR, gráficos, listas, etc. Además, al estar integrado con Microsoft Office 365 y alojado en la nube, simplifica la obtención de informes, su análisis y la posibilidad de contar con la información que se precise a la hora de tomar decisiones en todo momento y lugar.

Finalmente, en cuanto a la relación con los clientes, Sage 50cloud integra toda la información recopilada de los diferentes canales a través de los cuales interactúan. De esta forma, como señala Calatayud, de Sisoucan Dog Academy, puedes estar más cerca de ellos. "Es preciso valorar la visión que ofreces a tus clientes, cómo te ven ellos y qué les ofreces para que vengan a tu negocio y no a la competencia, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio y satisfacer eficientemente las necesidades del mercado, lo que es de extrema importancia para la viabilidad de la empresa”. Y de encontrar la viabilidad es de lo que se trata, ¿o no?

Imágenes: iStock/nilimage, iStock/ViewApart, iStock/Deagreez

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio