Publicidad

Guía para actualizar tu negocio a la era digital y no morir en el intento

Guía para actualizar tu negocio a la era digital y no morir en el intento
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si en enero de 2020 digitalizar un negocio era aconsejable para seguir la tendencia de los clientes —que lo buscan todo online incluso antes de acudir a un comercio— el encierro derivado de la pandemia ha cambiado por completo el escenario, impulsándonos al futuro en materia de hábitos digitales. Ahora, digitalizar el negocio con página web es un imprescindible.

Estar presente online es una de las formaa más fiables de mantener el negocio a medio plazo, especialmente debido a los cambios de hábitos tras la COVID-19, que han aumentado las compras online y reducido de forma significativa las offline. Las páginas web se han convertido en la primera línea de combate de las pymes, pero muy pocas de ellas son conscientes de su importancia.

Entender la importancia de tener presencia ‘online’

A finales de 2019, IAB Spain publicaba su ‘Estudio anual eCommerce’. En este se observaba una clara tendencia de compra del casi exclusivo offline (acudir a la tienda, decidir allí y comprar) hacia el online (buscar por internet, decidir desde casa y pedir a domicilio). De igual modo, el informe Empower by GoDaddy, presentado el mismo año por la empresa registradora de dominios de internet y alojamiento web, reflejaba que 1 de cada 4 encuestados se planteaba no comprar en una tienda física si esta no contaba con una página web. 

En aquel momento el ecommerce era el canal de compra preferente para el 13% de los españoles según ‘Estudio de eCommerce en España’ de The Best 5. Y,  según IAB Spain, los hábitos de los consumidores que usaban los medios digitales se distribuían así:

● El 68% de los compradores buscaba y consumía online.

● El 23% buscaba online pero compraba offline (en tienda).

● Solo el 9% buscaba offline y compraba online.

Es decir, nueve de cada diez personas primero echa un vistazo a la web (preferentemente Google) antes de decidirse por comprar algo. Traducido: las empresas que no están en la web no existen. Y esto incluye los servicios, como contaba Alex, tatuador de Crying Mama Tattoo en la web de GoDaddy.

A pesar de esta tendencia, y que más del noventa por ciento de los futuros clientes busca en internet antes de acudir a una tienda para leer reseñas o encontrar opiniones (‘Observatorio sobre hábito en el eCommerce’, de Trusted Shops), solo el 27,8% de las pymes tienen página web propia (frente al 76,6% de las grandes empresas), según la Cámara de Comercio en su estudio de digitalización de la pequeña y mediana empresa. 

Asimismo, de la radiografía de las pequeñas empresas y autónomos españoles que está llevando a cabo GoDaddy, se han publicado las conclusiones de la primera oleada, centrada en el negocio propiamente dicho, donde se recoge que solo un 7% de los pequeños negocios revisados cuenta con una página web con canal de venta propio.

Disponer de página web, el increíble escaparate digital

Si decíamos que a finales de 2019 el 13% de los españoles tenían en el online su principal canal de compra, en mayo de 2020 la COVID-19 había aumentado la cifra al 18% según el primer estudio ‘GfK Coronavirus Recovery Pilot’, de Growth from Knowledge. La impresión general es que el coronavirus nos ha empujado al futuro en materia de digitalización, así como teletrabajo y relacionados.

Cambios En El Perfil De Comprador Online

En la gráfica de arriba observamos los cambios en el perfil del comprador online. Si a mediados de 2018 la franja de 35 a 44 años (la de mayor poder adquisitivo de entre los compradores habituales por internet) era líder en compras, la crisis del coronavirus se ha encargado de nivelar todas las edades (con la salvedad de los más jóvenes, con muy bajo poder de compra).

Entender que ahora todo el mundo comprará más online, incluso los mayores de 55 años, es clave para autónomos, emprendedores, pequeño comercio y pyme.  Y apunta a la necesidad de crear una página web con ecommerce o tienda virtual. De hecho, muchos pequeños negocios han echado en falta esa presencia online durante el confinamiento por COVID-19. Esto es precisamente lo que permite el plan ecommerce de GoDaddy, que nos brinda la oportunidad de crear una tienda virtual de forma sencilla.

Las cifras de compra online que hemos observado tras el confinamiento, con un +641% en material escolar, un 254% en alimentación, un +187% en vestuario laboral o un +123% en electrónica, entre otros, apuntan a la digitalización y la presencia web como la única forma viable de seguir con el negocio, según el minucioso estudio ‘COVID-19: Impacto en sectores de negocio digital’ de Flat 101.

Acercarse a los clientes y su forma de entender la compra

Conocer nuestro cliente objetivo es un imprescindible en el mundo digital. Mientras que en formato offline estos entran a nuestra tienda o comercio porque pasan por delante o por el boca a boca, en online habremos de posicionarnos para atraerles. Y no hablamos únicamente de la segmentación en anuncios online al estilo de Facebook o Google Ads, sino de posicionamiento web.

Al igual que cada tienda física, cada página web es un mundo en estilo visual y funcionalidades. Definirnos en estética o textos (claims) será clave si queremos dar con un tipo específico de cliente. Dicho de otra forma: cada página web es única y debe construirse con el mismo cariño con el que diseñamos un escaparate o la visual de nuestra tienda, y siempre orientada al cliente.

Con el objetivo de ayudar a las pequeñas empresas en esta tarea, desde junio de 2020 GoDaddy tiene activa su campaña #GoTeam. En este proyecto, un equipo de embajadores españoles ayudan a concienciar a las pequeñas empresas y autónomos sobre los beneficios de disponer de cierta presencia online en materia de digitalización de negocios.

Bely Basarte, cantante y creadora de contenido digital; Luceral,  blogger de moda; y Kikillo, cofundador de una agencia de influencers y experto en marketing, conforman este GoTeam. El ganador de la campaña, a la que pueden apuntarse todos los negocios hasta el 23 de julio, tendrá la oportunidad de montar una página web de forma totalmente gratuita y asesorado por la experiencia conjunta del equipo GoTeam para dotarla de contenido e imágenes de calidad y la mejor estrategia de marketing.

Para participar, basta con sequir a GoDaddy en Instagram y dejar un comentario en cualquiera de las publicaciones mencionando la empresa o negocio que podría beneficiarse de tener presencia en la red. Y es que, aunque montar una página web es sencillo, a la hora de personalizarla y orientarla a nuestros clientes tendremos que conocer muy bien sus intereses. Y qué mejor que influencers con sobrada experiencia digital.

Mejora continua de nuestra posición ‘online’

Al igual que ocurre con nuestra tienda, sobre la que cambiamos mostradores, precios, escaparates; en la que agregamos nuevos productos y descartamos otros; o donde organizamos eventos, concursos y ofertas, la página web es un entorno dinámico en mejora continua (Kaizen). De ahí la importancia de contar con un servicio intuitivo, adaptable y fácil de configurar, como es el caso de Páginas web + Marketing de GoDaddy, que nos hará la vida más sencilla.

Los datos que hemos visto arriba dejan claro que el canal online tendrá mucho peso en el futuro. La pandemia y el encierro doméstico solo han acelerado algo que ya estaba llegando lentamente pero sin pausa. También nos ha hecho despertar antes y darnos cuenta de la importancia de disponer de un canal de venta online. E incluso de la posibilidad de solo disponer de un canal de venta online.

Guia Web Para Actualizar Tu Negocio A La Era Digital

‘Dark stores’, ¿es el futuro de algunas pymes y el pequeño comercio?

Hace unos años empezó a sonar el término dark kitchen. Hacía referencia a establecimientos de comida que cerraban sus mesas en el local para convertirse en una gran cocina que solo trabajara en take away y delivery, dos modalidades de comercio electrónico en auge desde hace más de una década. Los smartphones ayudaron a consolidar estas tendencias. Y, sin saberlo, muchas tiendas han trabajado estos meses en modo dark store.

La llegada del estado de alarma y el cierre del pequeño comercio, a excepción de los envíos, ha hecho que muchos negocios se replanteen la forma en que operan. Ahora el modo dark, optimizar la tienda para envíos dejando un escaparate o recibidor como elemento de marketing, se ha vuelto todavía más interesante y adaptado al presente.

Y esto pasa sí o sí por una fuerte presencia virtual, una página web propia y original, y una tienda online con su propio canal de pago para que el cliente pueda buscar, encontrar y pagar sin necesidad de volver a buscar en Google. Especialmente en estos meses venideros en los que no sabemos cómo de bien se comportará ese 9% decreciente de comercio puramente offline.

Nadie sabe cómo va a ser el futuro. Vaticinar tendencias está sujeto a errores. Pero estar preparados siempre es una estrategia recomendable. Si hace unos años digitalizarse con una web era importante, en estos momentos se ha convertido en un imprescindible para la pyme, el pequeño comercio, la empresa tradicional o el autoempleo. Porque quien no está en internet podría desaparecer.


Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios