Compartir
Publicidad
Publicidad

El poder del entorno y el envoltorio: El producto aumentado

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Curioso este experimento que muestra el video, en el que podemos observar a un violinista tocando en el metro de Washington. Digo curioso, porque no se trata de un intérprete cualquiera, sino de Joshua Bell’s, un músico que cobra 1000 dólares por minuto de actuación (casi, casi, como cualquiera de nosotros). Además, es importante señalar que está tocando con un violín Stradivarius valorado en 3 millones de dólares.

El fin de este proyecto es probar la influencia del entorno en el que está situado un producto en la precepción de la gente. Se comprobó que la inmensa mayoría de personas que pasaron al lado de Joshua Bell’s ni siquiera se pararon a escucharle, ignorándole por completo, y sólamente una le reconoció (incluso se acercó a hablar con él). Me puedo imaginar la sorpresa que se habrá llevado la señora al verle en esa situación (se ve al final del video).

Este experimento resultó ser una demostración de que al consumidor no sólo le importa el producto, sino que hay muchos otros factores que afectan, y mucho, a la hora de que hagamos nuestra elección de compra. Además del producto, coincido con la visión que da Gurus Hucky en la entrada de Gurus Blog, influyen tanto el entorno, como otros factores: Precio, canal,... Es el producto aumentado, el producto y esa parte añadida que al final marca la diferencia entre 2 productos iguales en la práctica pero que son valorados de diferente manera por el consumidor.

Para mi es un claro ejemplo de la gran variedad de necesidades que puede cubrir un mismo producto. No sólo las que nos podamos preveer como obvias, sino otras más personales, como pueden ser aparentar un cierto nivel de status social, estar a la última moda, marcar las diferencias,... Probablemente si pensamos un experimento a la inversa, metiendo a un violinista mediocre en un gran palacio musical, con entradas carísimas y tocando un instrumento de medio pelo, obtengamos el mismo resultado pero a la inversa: Aforo completo, aplausos por doquier, alabanzas hacia el artista,...

Igualito que en aquella broma de un programa de televisión que colgó un cuadro pintado por niños en el ARCO madrileño, en la que todo el mundo entrevistado decía que era una obra magnífica. El entorno y las demás obras cegaban a estas personas, provocando un efecto de aumento en el producto, e impidiéndoles ver lo que realmente había en el cuadro: Unos cuantos garabatos.

Vía | Gurus Blog Enlace | Video original en YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos