Publicidad

Negocios al límite

Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer hablábamos del cadáver insepulto de La incubadora, la apuesta cuasinonata de Cuatro en relación con el emprendimiento. Con el cuerpo todavía caliente, la gente de Mediaset anuncia un nuevo formato sobre empresas, Negocios al límite.

Negocios al límite viene a ser un programa de coaching y mentoring, dedicado a rescatar empresas en crisis. La cara visible, la que llevará el peso del programa, será Beatriz Iglesias, una coach en la que muchos buscan paralelismos con Alberto Chicote y su Pesadilla en la cocina. Sin embargo el ejemplo más cercano y próximo lo tenga posiblemente en casa, aunque la memoria sea frágil.

Cuatro fue uno de los pioneros en estos formatos televisivos. Es curioso lo pronto que la gente se ha olvidad de Ajuste de cuentas, especialmente de las ediciones presentadas por Vicens Castellano, alguna de la cuales se desarrolló en una España que aún negaba la crisis. Del comunicado de Cuatro que anuncia el próximo estreno me gustaría destacar dos fragmentos:

Lo primero que hace la coach es diagnosticar la situación a la que se enfrenta la empresa en cuestión, y después trazar unos objetivos en forma de planes de acción para corregir uno a uno los problemas que están abocando al negocio al cierre

Yo diría que el coach no diagnostica, el coach ayudn a que la propia persona se diagnostique, y otro tanto respecto de la alusión a la fijación de objetivos.

Por ello Beatriz de la Iglesia comienza su trabajo mostrando al equipo de cada negocio al límite la opinión de los que, en definitiva, tienen la última palabra para la supervivencia de su empresa: los clientes. Ellos expondrán las causas que les han alejado de ese negocio y al final de cada programa, expresarán si de nuevo el negocio merece su confianza. Beatriz no da por terminado el trabajo hasta que éstos quedan satisfechos

Ojo, que ya he comentado más de una vez que el hecho de que cada cliente tenga sus razones es muy distinto a que tengan siempre la razón. Este tipo de manteas hay que usarlos con mucho cuidado para no marear a gestores que están al borde del KO.

A ver si el programa les sale un poco más redondo que La incubadora.

En Pymes y Autónomos | Ajuste de cuentas: estrategias de refinanciación para nuestra empresa, Marketing multinivel y retórica barata

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios