Compartir
Publicidad

Cuidado con el email, tu productividad peligra

Cuidado con el email, tu productividad peligra
0 Comentarios
Publicidad

Cuando entra un correo electrónico de un cliente, es fácil dejar de lado lo que sea que se está haciendo para priorizar responder a nuestro cliente de inmediato, esta circunstancia es mucho más evidente en los trabajadores por cuenta propia.

Pero, aunque es importante ser receptivo con los clientes, consultar y enviar constantemente correos electrónicos puede dañar su productividad.

Es, por tanto, aplicar la máxima de que lo urgente no deja tiempo para lo importante, lo que al final acaba por perjudicarnos.

Si no es posible desviar este tipo de correos electrónicos a otra persona de atención al cliente, configura un programa de respuesa realista y esto puede ser una vez al día o cada cuatro horas.

Si, realmente te preocupa que los clientes puedan sentirse ignorados, publica una respuesta automática para informarles cuándo controlará el correo electrónico y para indicarles que llamen si tienen un problema urgente.

De esta forma, puedes emplear tu día de trabajo prácticamente ininterrumpido para concentrarte en realizar proyectos y no administrar tu bandeja de entrada.

Imagen | Free-Photos

En Pymes y Autónomos | Al redactar un email, evita las emociones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio