Compartir
Publicidad

Cuanto más grandes son mis clientes más pequeño me vuelvo

Cuanto más grandes son mis clientes más pequeño me vuelvo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad


El pez chico se come al grande y en la pyme, tratar con grandes empresas es una labor bastante compleja para conseguir que no nos devoren. A todos nosotros nos gusta alardear una buena cartera de clientes, en donde los nombres conocidos suenen con fuerza.

Da mucha imagen o prestigio decir yo le trabajo a fulanito o menganito, siendo empresas cotizadas o muy conocidas en nuestro área de influencia. Pero ¿qué nos trae de bueno tener este tipo de clientes?

Muchos pensaremos, prestigio y seriedad en los pagos. Yo pienso, cabreos, retrasos, apretones presupuestarios y recortes en las partidas un día si y al siguiente también.

La empresa debe mantener un equilibrio en las fuerzas entre sus clientes y su propia estructura. Puede sonar clasista o retórico pero arrimarse a buen árbol no siempre garantiza la mejor sombra. Imaginemos algunos escenarios.

Trabajar con una gran empresa implica en la mayoría de los casos una ingente cantidad de recursos. Acometer determinados trabajos pueden desbordar nuestra empresa, y si no actuamos con cautela y manejamos adecuadamente nuestra tesorería, pueden abocarnos a la quiebra.

En un contrato con una gran empresa, el precio final nunca lo pones tú. Y quién diga lo contrario, por favor que lo demuestre. Trabajar con los grandes implica aceptar sus condiciones en todos los aspectos y uno de ellos es la cantidad que están dispuestos a pagar por determinados trabajos o servicios.

Cuando comenzamos a perder el control de nuestras propias decisiones y no tenemos apenas margen de negociación, es complicado hacer un buen trabajo. Además el sentimiento general que crea en la empresa esta pérdida de control no es buena para nadie.

Tenemos que tener muy claro que gestionar nuestras relaciones comerciales con clientes grandes, no son equiparables a el resto de nuestra cartera comercial, por lo que la adecuada preparación de toda la empresa es paso previo e imprescindible para desarrollar correctamente nuestra labor empresarial.

Imagen | tinou bao
En Pymes y Autónomos | De entrada diga NO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio