Compartir
Publicidad
Publicidad

Ryanair y la libertad de pacto

Ryanair y la libertad de pacto
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Hace pocos días escuché que un juzgado ha declarado nula la cláusula de la compañía aérea Ryanair en la que se estipula que el pasajero que no haya imprimido la tarjeta de embarque en su domicilio y deba acudir a los mostradores de facturación para lograr dicha tarjeta de embarque deberá pagar creo recordar que unos 40€, esta sentencia que no es firme, puede sentar para mi un peligroso precedente.

He sido, soy y seré un adversario de esta compañía de bajo coste, nunca me ha gustado y la he criticado por un y mil motivos, ahora bien, en este caso estoy al lado de la compañía y quiero darle toda la razón a la misma. Pues considero que la compañía ofrece un servicio y unas tarifas determinadas a cambio de que el cliente acepte un condicionado, y soy de la opinión de que si no le interesan estas condiciones que compre los billetes con otra compañía.

El cliente conoce y acepta unas determinadas condiciones, y reitero si no las acepta es su problema, que compre los billetes con otra compañía que no tenga estas restricciones, y no me vale decir que las desconoce pues la compañía las publicita e indica debidamente.

Por supuesto tampoco me vale la justificación dada por el letrado que ha ganado la causa (pendiente de recurso) que lo argumenta diciendo que “sabia que ganaría pues es como si un concesionario vende un coche sin volante, no puede ser”, ¿y porqué no puede ser? Si el concesionario quiere vender el coche sin volante o sin ruedas y el cliente por el motivo que sea lo acepta, ¿porqué no puede ser?, ¿no es un pacto privado? El cliente estará loco si lo hace, sí, pero es su libertad (siempre que no le endosen el vehiculo engañado).

En definitiva, creo que esto es extrapolable a cualquier ámbito y sector, hay una empresa que ofrece un producto o servicio y un cliente que lo compra, adquiere, alquila o contrata tal cual, de no interesarle que busque el de la competencia, lo que no vale es aceptarlo porque le convienen las tarifas y después denunciarlo.

En Pymes y autónomos | Ryanair, provocar y replantear
Imagen | dlisbona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos