Compartir
Publicidad
Publicidad

La importancia de evitar la vía judicial

La importancia de evitar la vía judicial
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de los negocios como cualquier otro ámbito en la vida no está exento de conflictos y el mundo de los negocios tiene en la vía judicial una forma para intentar resolverlos, pero por lo general ni en el mundo de los negocios ni en cualquier otro ámbito la vía judicial será la mejor primera opción.

Lo dicho en el párrafo anterior no significa en ningún caso que debamos renunciar a defender nuestros derechos, al contrario deberemos defender hoy más que nunca todos nuestros derechos y hacerlo con todos los medios y mecanismos que el estado de derecho nos pone a nuestro alcance, entre ellos el judicial, pero no solo el judicial.

El judicial puede ser un buen sistema para resolver problemas irresolubles por otro medio, en otro tipo de culturas como por ejemplo la norteamericana donde la cultura del litigio está muy instaurada o sería un buen medio si nos encontráramos ante un sistema judicial ágil y no saturado, pero en un sistema lento, donde la demora solo hace elevar nuestros problemas y un sistema donde los costes son elevados la vía judicial es recomendable que sea el último recurso.

¿Y cuál es la solución entonces ante el conflicto?, evidentemente será muy distinto el enfoque según desde que ángulo nos lo miremos, una cosa será si somos autónomos dependientes y tenemos un conflicto laboral, si somos una empresa y tiene un conflicto con un proveedor, etcétera, pero en todos ellos existen alternativas como la conciliación, el arbitraje y otros medios de intermediación o de resolución de conflictos que deberán hacer que la vía judicial sea la opción cuando todo lo demás fracase.

Por todo ello y por lo que digo de que será muy diferente la forma de enfocar el conflicto según sea la posición y el ámbito que juguemos en el, es que cada caso tiene sus mecanismos y particularidades, ello nos invita a realizar un análisis en profundidad que se escapa del objeto de este articulo y los mismos se deberán abordar individualmente, pues este artículo solo nos pretende dar un mensaje muy claro: Si puede y sea el caso que sea, evite al juez.

Pero será un error si solo nos referimos a la forma de solucionar el problema cuando este ya se ha producido, será más apropiado si en nuestras relaciones comerciales y profesionales establecemos y diseñamos en la medida de lo posible medidas que prevengan el conflicto o que minimicen o hagan deseable el abandono de la reclamación en caso de conflicto dada la escasa repercusión del mismo gracias a las medidas aplicadas.

En Pymes y autónomos | Soluciones extrajudiciales a los impagos en las empresas
Imagen | jfuentejr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio