Compartir
Publicidad

Humor. Milagros no gracias

Humor. Milagros no gracias
6 Comentarios
Publicidad

Tres autónomos, Grudiz, Remo y Fran Carreira, están charlando y tomando unas cervezas en un bar, sentados en una mesa, en un momento de la conversación Remo se fija en un tipo que está en la barra tomándose un café, y les dice a los otros:

- ¿Os habéis fijado en el tipo ese de la barra? Sólo le falta una túnica y una corona de espinas para ser igualito que Jesucristo. – Pues si que se parece si, vete a hablar con él a ver si lo es….
Animado por las cervezas que se había tomado, se levanta Remo y se dirije a él.

- Hola, ¿sabes que te pareces mucho a Jesucristo?

- Es que lo soy, pero no se lo digas a nadie, estoy de incógnito.

-¿Te estás quedando conmigo?

- No.

- Demuéstramelo, haz un milagro.

- ¿Recuerdas ese cliente que hace tres años que te debe 100.000 euros?

- ¡¡ Como olvidarlo !! Me tiene al límite de la quiebra.

- Déjame que toque tu iphone.

Remo saca su iphone, Jesús lo toca levemente y le dice: – Comprueba el saldo de tu cuenta corriente.

Remo chequea su saldo y comprueba que, no solo le ha pagado los 100.000 que le debía sino que le ha pagado un 5% anual por intereses de demora; alucinando vuelve a la mesa y se lo cuenta a los otros.

Entonces Grudiz se levanta y se dirige a Jesucristo:

- Hola, perdona mi atrevimiento, ¿puedo pedirte un favor?

- Le dije a Remo que fuese discreto y ya vienes tú a pedirme favores. Ya sé que favor quieres, déja que toque tu anillo de casado, vuelve a la mesa y sé discreto.

De camino a la mesa Grudiz recibe una llamada al móvil. Cuando llega a la mesa está sonriente.

¿Que te ha hecho? Preguntan Remo y Fran.

Me ha tocado el anillo, y después me ha llamado mi mujer, a la que los médicos no le daban con una rara enfermedad que padecía, diciéndome que se encontraba como una rosa, que había ido al médico y habían desaparecido todos sus males….

Vaya, enhorabuena. Exclamaron Fran y Remo.

Pasado un rato, Fran que no había ido a pedir nada, tenía a Jesucristo mosqueado, de modo que éste se acercó a la mesa.

¿Y tu Fran, no quieres que te cure esa tendinitis que no te deja usar el ordenador?

- Calla, calla, ni me toques; así puedo seguir de baja cobrando la IT.

En Pymes y Autónomos | Humor. Gastos deducibles
Imagen | Germán R. Udiz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio