Publicidad

Reforma del sistema de pensiones, ¿tendrán que aportar más los empleados?
Fiscalidad y Contabilidad

Reforma del sistema de pensiones, ¿tendrán que aportar más los empleados?

HOY SE HABLA DE

El sistema de pensiones lleva años en cuestión. Es el elefante en la sala que todo el mundo sabe que está, pero nadie quiere ver pero es imposible eludir. Parece que será en septiembre donde finalmente se comience a negociar una reforma tan importante como necesaria. No será fácil llegar a un acuerdo con los agentes sociales, porque todo indica que una de las medidas de la reforma del sistema de pensiones es que los empleados aporten más.

La principal aportación al sistema corre por cuenta de las empresas, una de las más altas de Europa. A la vez en un momento como el actual, con la economía muy dañada un incremento en las cotizaciones de las empresas es poco probable. No ocurre lo mismo con los empleados, que aportan mucho menos y hay margen para subir algunos puntos en el porcentaje destinado a Seguridad Social.

Más aportaciones al sistema y menos gasto

Entre otras medidas que están encima de la mesa, pero esta es la que tiene una repercusión directa en los empleados desde el primer minuto. Porque calcular la pensión en base a toda la vida laboral supone de hecho una bajada de la pensión media que se cobra, ya que en principio los primeros años cotizados que ahora para muchos no entran en dicho cálculo, es en los que el sueldo era más bajo.

El pasado martes 11, el Banco de España publicó su informe sobre el rendimiento financiero del sistema de pensiones. El informe analizaba los cotizantes que se retiraron en el 2017 indica que el sistema abonaba a los pensionistas 1,74 euros por cada euro cotizado.

Bajar el coste medio de cada pensión es clave para asegurar la sostenibilidad

Es un sistema claramente deficitario que se enfrenta a dos graves problemas. Por un lado el aumento de la esperanza de vida. Hace no muchos años una vez jubilados la esperanza de vida, sobre todo en los hombres, era mucho menor, por lo que se cobraba la pensión durante menos años. La solución a esta cuestión pasa por jubilarse más tarde. Ya se está haciendo para que se sitúe a los 67 años. Pero se quiere lograr que la edad efectiva de jubilación se acerque a este número, penalizado las jubilaciones anticipadas.

Por otro,la población mayor de 65 años pasará de representar el 30% de la población actual en edad de trabajar a una horquilla entre el 50% y el 70% en 2050. El envejecimiento de la población hace el sistema insostenible con los recursos actuales. Hay que generar más ingresos y es aquí donde aumentar el porcentaje de los trabajadores es una opción encima de la mesa.

Esperando las recomendaciones de la comisión del Pacto de Toledo

Una última cuestión que muchos expertos sostienen es la necesidad de complementar el sistema público con un sistema privado. Esto tiene varios problemas en nuestro país. Con un empleo precario e inestable es muy complicado generar ahorro para dedicar a las pensiones. También los planes de pensiones tienen una escasa rentabilidad, en comparación con otros países de Europa.

El acuerdo debería tener un amplio consenso. Es una cuestión crucial como país. Será muy complicado que los tacticismos políticos. El acuerdo antes de las penúltimas elecciones estaba prácticamente hecho y de mandó al olvido por un puñado de votos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios