Publicidad

Por qué es importante darse de alta en el epígrafe correcto

Por qué es importante darse de alta en el epígrafe correcto
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En el momento en que un autónomo o una entidad se da de alta tiene que indicar en el modelo censal 036 el epígrafe que corresponde a la actividad que va a realizar. Esta elección puede parecer algo sencillo, a lo que no hay que prestar demasiada atención. Pero no es así. El epígrafe determina las obligaciones fiscales a las que estaremos sujetos. El encuadre en uno u otro clasificará nuestra actividad como empresarial o profesional, indicará si podemos o no acogernos al régimen de módulos e incidirá en la concesión de determinadas licencias municipales, entre otras cosas.

La descripción de la actividad adquiere especial importancia a la hora de determinar la deducibilidad de los gastos que soportamos. Normalmente este punto se pasa por alto, mientras no somos objeto de un procedimiento de inspección que someta a análisis las facturas que incluimos en las autoliquidaciones.

Uno de los errores más comunes que suelen cometerse es la falta de diferenciación entre actividades empresariales y profesionales. Darse de alta en actividades profesionales supone tener los ingresos sujetos a retención, por lo que a veces se busca un epígrafe empresarial que defina una actividad similar, pero sin retención. Sin embargo, elegir una u otra opción no depende de la conveniencia del contribuyente.

Un autónomo que ejerza su profesión con sus medios y sus conocimientos, sin estructura de empresa, debe darse de alta como profesional. Podemos poner el ejemplo de un profesor que imparte cursos en distintos centros, sin tener un local propio. Su pagador estará obligado a practicar retención, aún cuando esté de alta en un epígrafe empresarial. Tendría un encuadre incorrecto.

Cuando se intenta acceder a licitaciones o inscribirse en registros de contratación estatales o autonómicos, hay que acreditar el tiempo de alta en el epígrafe correspondiente. Un encuadre indebido nos dejará sin acreditación y sin posibilidades de inscripción.

También es común caer en el error de darse de alta en una actividad, como podría ser de comercio, y expandir posteriormente la actividad, pasando a realizar ventas para las que no estamos facultados. Esto es frecuente en las tiendas de alimentación, en las que el epígrafe recoge el tipo de artículos que pueden venderse. Si ampliamos el negocio, habrá que dar de alta epígrafes nuevos, que recojan los nuevos productos.

En cuanto a las licencias municipales, el encuadre correcto es especialmente importante en el caso de los establecimientos de hostelería. Existen distintos epígrafes que definen esta actividad, en función de los cuales se fija el horario de apertura y cierre, el permiso para tener música, para dar menús e incluso para tener actuaciones.

En Pymes y Autónomos | ¿Es posible cambiar de una actividad profesional a otra empresarial para evitar la retención del 21%? ¿En qué se diferencia el IAE del CNAE? Imagen | Javier Ignacio Acuña Ditzel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir