Compartir
Publicidad

36.761 personas capitalizaron su paro para crear una empresa

36.761 personas capitalizaron su paro para crear una empresa
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De enero a mayo de 2013, 36.761 personas capitalizaron su paro para crear una empresa, hecho que confirma un cambio de tendencia en el mercado laboral, cada vez el empleo por cuenta ajena se ve como una quimera difícil de alcanzar y hay una mutación paulatina hacia el autoempleo como oferta de servicios a empleadores que se confirma por estos datos y las constantes voces que inducen al emprendimiento.

Un total de 7.233 personas capitalizaron el paro en mayo para emprender un negocio como trabajadores autónomos, un 10,2% más que hace un año, del conjunto de desempleados que accedieron en mayo a la capitalización, un 30% capitalizó sólo los pagos de las cuotas de la Seguridad Social, un 69,7% lo hizo a través de capitalización parcial de la prestación y un 0,1% lo hizo a través de la capitalización total.

Un hecho que demuestra la falta de crédito y la poca financiación que existe en el mercado por parte de entidades financieras es que en los últimos meses el número de autónomos que optaron por solicitar parte de la cuantía de la prestación en un solo pago para financiar la inversión inicial de su actividad económica aumentó en un 13,8%.

¿La capitalización es suficiente para montar un negocio?

La capitalización del paro no aporta recursos suficientes para montar un negocio, si los emprendedores tuvieran más ayudas apostarían más por el autoempleo, y sobre todo lo harían en mejores condiciones de salir adelante, la capitalización supone un dardo envenenado en algunas situaciones.

En el caso de actividades que requieren un local, licencias o maquinaria, cualquier inversión supera la capitalización, por lo que esta vía queda relegada a actividades de comercio electrónico, profesionales sin local o similares, y supone partir con un soporte financiero "casi inexistente", dedicándose en su mayor parte a financiar cuotas a la Seguridad Social o en la compra inicial de mercaderías.

La capitalización plantea una problemática nueva porque, el adelanto del colchón de seguridad que el Estado ha ido generando con nuestras aportaciones, no alcanza para desarrollos complejos, tal y como vemos en cualquier nuevo proyecto, proporciona una ayuda que empuja al emprendedor a tratar de lanzar su proyecto en una versión mínima y fomenta activamente lo que ahora se denomina, aprovechando nueva terminología emprendedora, "bootstraping", lanzarte al ruedo sin casi ayuda para contrastar y validar tu hipótesis.

En Pymes y Autónomos | El reto de llegar al mercado Imagen | David Shankbone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio