Publicidad

Cuándo empezar a pagar todo lo que estamos aplazando en los negocios

Cuándo empezar a pagar todo lo que estamos aplazando en los negocios
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El problema de dejar de facturar ha significado para muchas empresas dejar de pagar. Pero esto no significa que no tengan que hacerlo en el futuro. Y es una cuestión importante, porque por ahora muchas capean el temporal, pero a corto y medio plazo tienen un problema por resolver. Hay que empezar a planificar cuándo empezar a pagar todo lo que estamos aplazando en los negocios.

Porque en muchos casos se ha pospuesto el pago de impuestos, de alquileres, se han pedido créditos para tener liquidez, etc. Y en muy poco tiempo tenemos que empezar a devolver este dinero. El problema fundamental es que no podemos hacer una previsión de ingresos realista.

Todo está en el aire. La reapertura asoma en el horizonte de muchas empresas, pero no se sabe a que ritmo. Solo podemos estar seguros por la experiencia en otras pandemias recientes que afectaron a algunos países, que la confianza del consumidor, que los niveles de gasto y consumo no se llegaron a recuperar totalmente hasta cinco años después.

Pero es que además son muchas las empresas que dependen para su buen funcionamiento de que se recupere la movilidad de la población. De poco le servirá a un restaurante de Segovia abrir al 30% si su principal fuente de ingresos que está en la gente que visita la ciudad de fuera de la provincia puede viajar hasta ella.

Lo mismo podemos decir de muchos otros sectores. Algunos tan importantes para el PIB de la economía como la automoción ya tienen prevista una reducción importante en su producción. Lo que está claro es que la recesión llegará a nivel mundial, por lo que se espera vender muchas menos unidades de vehículos. Y esto es extrapolable a otras muchas industrias. Incluida la del turismo, que será una de las más afectadas y también con mucho peso en el PIB.

Por todo esto los negocios tienen que ir pensando en como reestructurar sus deudas. En el escenario más optimista el año se daría por perdido y el objetivo es mantenerse a flote. Pero se podría afrontar ya 2021 con un optimismo moderado. Y teniendo en cuenta que los que lo hagan bien verán como parte de su competencia ya no estará.

Imagen | TheDigitalWay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios