Compartir
Publicidad
Publicidad

El samurai como modelo para el autónomo

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos asisitido en los últimos años a una relectura de determinadas obras, de determinados autores en clave empresarial: Sun Tzu, Von Clausewitz, Maquiavelo, Baltasar Gracián, etc. Todos ellos han acabado siendo usados para conformar manuales de autoayuda, con mejor o peor fortuna. Tanto en El Blog Salmón, como en Pymes y Autónomos he puesto mi granito de arena al respecto, tanto con libros como con películas. Por ello, permitidme que insista, y os recomiende la visión de Ghost Dog: el camino del samurai, de Jarmusch, película con un estilo un poco durillo, pero asumible. ¿De que nos puede servir?

Esta muy conectada, en cierto modo con El Arte de la Guerra, de Sun-Tzu. La diferencia estriba en que Sun-Tzu fue un general chino, mientras que en Ghost Dog, se narran las andanzas de un moderno samurai, de como llevar a la práctica las enseñanzas del Bushido. De este modo, áquel viene a darnos una visión más acorde quizás con una estructura empresarial, mientras que el camino del samurai vendría a ser el de un agente libre, el de un profesional, el de un autónomo, una versión sumamente individualista.

Como aperitivo a la misma, os copio esta oración de un Samurai Anónimo del siglo XIV. Como bien dice Sergio, lo más importante en la vida es salir adelante con aquello de lo que uno dispone en cada momento. Por cierto, que ésa es, en esencia, la definición de la Ciencia Económica.

  • Carezco de padres, el cielo y la tierra serán mis padres.

  • Carezco de hogar, la conciencia será mi hogar.

  • Carezco de vida y muerte, la respiración será mi vida y mi muerte.

  • Carezco de fuerza divina, la honradez será mi fuerza divina.

  • Carezco de riqueza, la comprensión será mi riqueza.

  • Carezco de secretos mágicos, el carácter será mi secreto mágico.

  • Carezco de cuerpo, la resistencia será mi cuerpo.

  • Carezco de estrategia, la lucidez será mi estrategia.

  • Carezco de proyectos, coger cada ocasión al vuelo será mi proyecto.

  • Carezco de milagros, la acción correcta en el momento oportuno será mi milagro.

  • Carezco de principios, la adaptación a cualquier circunstancia será mi principio.

  • Carezco de valor, mi desapego por la vida será mi valor.

  • Carezco de talento, la agudeza será mi talento.

  • Carezco de enemigos, el descuido será mi enemigo.

  • Carezco de amigos, aquellos a quienes ayude serán mis amigos.

  • Carezco de armadura, la benevolencia será mi armadura.

  • Carezco de espada, mi desinterés por mi mismo será mi espada.

En Pymes y Autónomos | Convertir nuestras debilidades en fortalezas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio