Por qué he decidido que ya no hago más un presupuesto que me cuesta horas gratis a clientes

Por qué he decidido que ya no hago más un presupuesto que me cuesta horas gratis a clientes
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los presupuestos son un elemento habitual en cualquier operación comercial. Sin embargo, al mismo tiempo, supone un auténtico problema para algunas empresas, especialmente aquellas que, por su actividad, consumen la mayor parte de su tiempo haciendo presupuestos sin cobrar por ellos.

Este es el caso de las reformas en una vivienda, las actividades de marketing y edición de contenidos, la compra de un coche o las vacaciones de verano, entre otros muchos casos. En todos ellos, los presupuestos consumen mucho tiempo, ya que exige ajustar el precio de un producto y servicio a las necesidades y circunstancias de cada cliente.

Por supuesto, en la gran mayoría de los casos, los presupuestos se realizan de forma gratuita y sin compromiso por parte del cliente, lo que acaba consumiendo tiempo improductivo para la empresa que los realiza. Es una acción necesaria, pero no suficiente, para cerrar un acuerdo comercial.

Por eso, hay muchas empresas que se arriesgan a no ofrecer más presupuestos gratis, a riesgo de no ganar un cliente. Al fin y al cabo, es cuestión de echar cuentas y comprobar si el tiempo consumido en el presupuesto compensa el trabajo posterior.

¿Se puede cobrar por hacer un presupuesto?

En cualquier caso, la duda es, ¿se puede cobrar por hacer un presupuesto? Como norma general, los autónomos o pymes no cobran por ello. La explicación es muy sencilla: en profesiones que tienen una gran competencia, prácticamente nadie lo hace. Si cobras por ello, probablemente te estés autodescartando como candidato a conseguir el trabajo.

Ahora bien, ¿qué dice la Ley al respecto? De acuerdo con la Ley de Defensa de los Consumidores, el primer paso antes de formalizar cualquier contrato es avisar al cliente de ello. Y el presupuesto no es una excepción.

Los consumidores no están obligados a pagar nada por un presupuesto, a no ser que te hayan indicado de manera previa, clara y expresa que se cobra una tarifa por la elaboración de este documento. En este sentido, es importante que, si vas a cobrar por ello, le avises al cliente de que vas a hacerlo.

¿Hay una cantidad máxima que puedo cobrar por mis presupuestos?

La respuesta es, con carácter general, no. La ley no establece una cuantía máxima que puedas cobrar por los presupuestos que elabores. Tan solo se establece un máximo en el caso de aparatos electrónicos de uso doméstico. Existen tres supuestos:

  • Para la reparación de aparatos de línea marrón y electrónica, el precio máximo será el equivalente a una hora de trabajo.
  • En el caso de electrodomésticos de línea blanca, el importe correspondiente a media hora de trabajo.
  • Para reparación de pequeños electrodomésticos, el importe de quince minutos del precio de la hora de trabajo.

En este caso, la propia empresa deberá tener sus propias tarifas para el cálculo del presupuesto, que deberán ser puestas a disposición del cliente.

Temas
Inicio