Compartir
Publicidad
Publicidad

Domainer: ¿especulador o emprendedor?

Domainer: ¿especulador o emprendedor?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia saltaba el pasado día 4: RTVE "recuperaba" el dominio rtve.com, en propiedad de un domainer peruano desde 1999. Al margen del más que discutible fallo de la OMPI, en que se adjudica el dominio a Radio Televisión Española, lo que me sorprende es el tratamiento que en la práctica totalidad de los medios se hace de la noticia, no por ella en sí misma, sino por el tratamiento despectivo de especulador o ciberopuka que se hace sobre la figura del domainer.

Desde mi punto de vista, este tratamiento responde más bien a la ignorancia de los redactores, a los que términos tan radicales como éstos les sirven para rellenar sus columnas, puesto que si se hubiesen parado a estudiar aún cuando mínimamente el fenómeno domainer, casi con seguridad no hubiesen empleado tales términos.

¿Es lícito llamar especulador a Christian Chena? ¿Es lícito llamar especulador a Kevin Ham? Rotundamente NO.

Por supuesto que existen domainers que sólo buscan obtener algo de dinero fácil con la compra "ilícita" - aunque este término es siempre muy relativo para un nombre de dominio - de dominios que hacen referencia a marcas comerciales no adquiridos por sus propietarios, o con el registro masivo de dominios typo (son dominios que buscan errores ortográficos, por ejemplo jotmail.com, o gmeil.com). Pero hay mucho más detrás de esta clase de domainers, cada vez menor.

Quienes hablan de especulación o ciberokupación no saben que con frecuencia los domainers trabajan y miman cuidadosamente cada dominio para darle el valor que después obtiene en la venta. ¿Es esto especular, sin más?

¿Cómo se da valor a un dominio? Hay dos vías esenciales que muchas veces se conjugan, para obtener resultados espectaculares: tiempo y desarrollo. Podemos poner un ejemplo reciente: el dominio pizza.com fue vendido por 2,600,000$. Este dominio fue registrado en 1994 ( hace 14 años), y pasó por varias manos. En el momento de la venta, Rick Latona había hecho un desarrollo bastante sencillo: un directorio de pizzerias. Además, el hecho de ser un dominio premium con solera y un desarrollo digno con el consecuente número de visitas disparó el precio de venta en subasta.

Muchos de los domainers comienzan registrando y pasado el tiempo crean sociedades que se dedican a negocios relacionados con internet (por ejemplo desarrollos espectaculares de algunos de los dominios que compran, empresas de servicios para profesionales, etc.), inversiones (en start-ups que buscan financiación...) Y comenzaron registrando y vendiendo dominios. Y ya ves, ahora algunos de ellos tienen empresas muy consolidadas que son fruto del trabajo duro y constante.

Así que, creo que puedo afirmar que un domainer es un emprendedor, no un especulador. Aunque haya domainers que sí lo sean, no se debe meter en el mismo saco a todos gratuitamente. Creo que en el fondo de esta discusión está la premisa de que al tratarse de un bien intangible como es un nombre de dominio, parece que sea algo así como comprar y vender humo. Pero como digo, este es un análisis demasiado superficial.

Imagen | Painwire

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio