Ni competencias ni habilidades, lo que importa es la edad

Sigue a

38

En los procesos de selección a la hora de valorar a los candidatos lo ideal sería considerar las competencias y habilidades profesionales para así poder realizar una mejor evaluación de los conocimientos y capacidades del candidato al puesto en cuestión. Lo que no cabe dudad es que proceder a este tipo de evaluación, de intangibles, no es un ejercicio trivial y requiere una dedicación y esfuerzo que las empresas, en la mayoría de las ocasiones, no están dispuestas a realizar.

Por eso, las empresas deciden por utilizar otros aspectos cuantificables como la edad o la experiencia laboral del candidato convirtiéndose en uno de los sistemas más efectivos para evaluar los distintos perfiles profesionales.

Según el análisis (PDF) realizado por Adecco e Infoempleo de 756.888 ofertas de empleo en toda España, el requisito de edad se ve representado en un 31,78% de las ofertas de trabajo. La media de edad requerida para los puestos ofertados está en torno a los 35 años, siendo los puestos de mayor categoría los que requieren candidatos con una edad superior.

El segmento más demandado en las ofertas va de 26 a 30 años. La categoría de empleados es la que cuenta con los profesionales más jóvenes de entre 20 y 25 años. El nivel de experiencia solicitado y la categoría profesional están muy relacionados: a mayor categoría del puesto ofertado, más años de experiencia se requieren. De este modo para los puestos directivos se solicitan, de media, 6 años de experiencia. En el caso de los mandos, la cifra se sitúa en los 5. Para puestos técnicos se han pedido casi 3 años y para los empleados, la media se establece en 2,3 años.

Por edades la franja más demandada está entre los 26 y los 35 años, con el 50,29%. En el lado opuesto, quienes se quedan descolgados en el mercado laboral son tanto los profesionales mayores de 46 como los menores de 25 siguen siendo los que reciben un menor número de ofertas, con un 8,78% y un 8,14%, respectivamente.

La relación directa que se establece entre categoría profesional y media de edad solicitada en la oferta de empleo implica que los puestos de mayor categoría como directivos y mandos, requieran profesionales de mayor edad, 38 y 36 años, respectivamente, que la indicada para cubrir puestos técnicos y empleados ambos en torno a los 34 años de media.

En definitiva, estos datos muestran la radiografía de un mercado laboral raquítico en el que las pocas oportunidades que se brindan a los candidatos la aptitud de éstos a los puestos, se valoran conforme a criterios poco creativos y no muy consistentes.

Fuente: Adecco Imagen | jvc En Pymes y autónomos | Mercado laboral

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios