Sigue a Pymesyautonomos

Enamorados

Siempre me he manifestado crítico con los problemas que pueden acarrear las empresas familiares. Pero del mismo modo que en más de una ocasión y en esta misma tribuna he manifestado mis opiniones y consideraciones sobre ello, también he de decir que ello nada tiene que ver con que a veces, es precisamente a través de tu mujer (o marido según el caso) desde donde se pueden conseguir los mayores éxitos profesionales en la carrera de una persona.

Y me pongo a mi mismo como ejemplo, y es que yo siempre he dicho, digo y diré, que es gracias a mi mujer, gracias a aquella persona que ya hace unos años que cambio mi vida, que estoy empezando a ser el hombre que siempre quise ser. Que estoy empezando a lograr sólida y razonablemente aquellos objetivos profesionales en los que siempre soñé.

Por distintas cuestiones que no vienen al caso en este artículo, siempre fui un chico empresarialmente y económicamente independiente muy precoz, un chico que gozaba de un estatus, reconocimiento y según todos de una gran capacidad y de gran futuro por delante, un chico que terminó a las puertas de ser un juguete roto. Un juguete roto en busca de sueños que se habían escapado de las manos, pues ya no eran sueños inalcanzables, se convirtieron en sueños tan desvirtuados que eran sueños irreales.

Hoy, ese chico, es un hombre, un hombre felizmente casado y puede que con menor repercusión social que antaño, pero sin duda un hombre feliz y consolidado. Un hombre despegando ahora si en su carrera, y un hombre que precisamente ahora cuando ya no persigue obsesivamente los sueños, los sueños se le presentan.

Y no me engaño, reconozco que gran parte de ese mérito, que gran parte de los sueños por cumplir que se van cumpliendo, que gran parte de la metamorfosis personal y profesional se la debo y es mérito de mi mujer. Y es por ello que mediante este artículo que quiero hacer ver a todo el mundo, hombre o mujer, empresario, autónomo o profesional, que su vida y carrera depende de él o ella, pero que en muchas ocasiones el estímulo o apoyo de quien más te quiere puede resultar determinante.

En Pymes y autónomos | Las empresas familiares y todos sus fallos de diseño
Imagen | sergiodjt

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios