Sobrevivir a crisis pasadas no garantiza la supervivencia a las crisis futuras

Sigue a

old

Todavía hoy son muchos los que se sorprenden de que empresas con un recorrido histórico tan importante, como lo fue en su día la sociedad de inversión estadounidense Lehman Brothers, la compañía de material y equipamientos para la fotografía Kodak, y en menor medida, otras como Nokia, Research in Motion (RIM), HTC o Suzuki, hayan desaparecido con la crisis, o hayan quedado vilmente tocadas.

Como si la superación de las crisis en el pasado garantizase su viabilidad a largo plazo y que pudieran pasar por alto sobre las crisis que se desarrollarían en el futuro. Como pueden ver, esto no ha sido así, y se debe a que los fundamentos que garantizaron su solvencia y sus actividades han cambiado, fundamentándose sobre bases distintas, de tal modo que las ventajas competitivas que desarrollaron frente a su competencia han menguado, poniéndoles en una situación de riesgo que ha desembocado en la situación que ya conocen.

Como ustedes conocen, las empresas son entes vivos que a lo largo de su historia van atravesando fases distintas, que se condicionan a la gestión y a la estrategia desarrollada por quienes las dirigen, aunque es cierto que la gestión de algunas empresas es más estática o conservadora que otras. Y sobre todo, uno de los factores que más condiciona su futuro desarrollo son las decisiones estratégicas que toman, acertando (como puede ser el modelo de negocio desarrollado por Google) o errando como el caso Kodak (que no se subió al tren de la fotografía digital).

Por tanto, y entendiendo a la empresa como una cadena de decisiones que se suceden en el tiempo, no podemos pensar en que una empresa será ‘caballo ganador’ para siempre por el hecho de haber ganado un número determinado de carreras, sino que se ha de jugar sus cartas en el día a día y campaña tras campaña.

En Pymes y Autónomos | Los negocios de toda la vida no siempre cierran por la crisis
Imagen | N06


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario