Compartir
Publicidad

Asegurar la empresa

Asegurar la empresa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Un buen día de madrugada nos llama la policía a casa y nos dice que nuestro negocio se está quemando o bien que nos han entrado a robar, un buen día tenemos una importante inundación o mil y un percances, y resulta que no tenemos bien asegurado nuestro negocio, ¿realmente merece la pena sufrir tal descalabro?

No me refiero a no disponer de los seguros obligatorios que por ley estemos obligados a disponer según el tipo de negocio que tengamos, me refiero precisamente a los seguros contrarios. A los seguros que no siendo obligatorios nos protegen de ciertas eventualidades que en caso de no estar aseguradas el día de sufrir el percance, las lloraremos y mucho.

No se trata de estar excesivamente protegido, no se trata de ser un obsesivo de los seguros y de tener asegurado hasta el último bolígrafo, de tener asegurado hasta el último valor o bien de nuestro negocio, pero se trata de no querer ahorrarnos unos Euros a costa de dejar desprotegido aquello que tanto queremos y que tanto nos ha costado de conseguir.

En definitiva, que no por tacaños dejemos perder todo nuestro patrimonio. Que a veces puede parecer que estamos tirando el dinero si estamos muy asegurados y no nos ocurren percances, pero el día que nos ocurre, sino lo estamos, todo son lamentos.

En Pymes y autónomos | ¿Cómo gestionar el ‘pool de seguros’ en la compañía?
Imagen | Francisco Javier Argel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos