Llegan las rebajas sin ley

Sigue a

Rebajas

Estos días hemos leído mucho sobre los cambios que ha traído el ya famoso Real Decreto Ley 20/2012 del 13 de julio, pero nos faltaba por analizar la “des-regularicación” de las rebajas en los comercios. Esto, que podría ser una oportunidad para las empresas, puede convertirse en una serie de acciones que podrían perjudicar a los pequeños comercios y a los consumidores.

Esto es así porque muchas de las acciones consideradas como ilegales hasta ahora, pasan a estar permitidas. La competitividad está desatada y las malas prácticas se legalizan, dejándonos en un entorno parecido al salvaje oeste donde las rebajas no tienen ley.

Rompiendo las reglas

Con la liberalización de horarios y la des-regularización de las rebajas se ha abierto la veda, siendo dos retos muy difíciles de asumir por una gran cantidad de pymes y autónomos. Nos han dado una pistola y nos han puesto a unos delante de otros, a ver qué pasa… con la complicación de que otros tienen tanques. Estas son algunas de las prácticas que ahora estarán permitidas:

  • Cada comerciante podrá elegir libremente el periodo de rebajas más conveniente para sus intereses.
  • La duración de las rebajas está completamente liberalizada, por lo que puede durar minutos, horas, meses... Esto puede confundir al consumidor y ser motivo de malas prácticas que antes eran ilegales, pero también producir muchos problemas de gestión si las empresas no realizan una buena labor de control e información.
  • Ya no es necesario que los productos ofertados hubiesen estado a la venta en el comercio durante un mes antes a la entrada de las rebajas, sino que deben “haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas“. ¿Qué se considera habitual? En la práctica podríamos cambiar el stock por uno expuesto hace meses y colgar el cartel de “Rebajas” pocos minutos después. Esto no estaba permitido y ahora los consumidores deberán andar con mucho ojo, pero también los comerciantes, pues es posible que se produzcan malentendidos con su clientela y golpes a traición por parte de la competencia. Por otro lado, en principio seguiríamos sin poder aplicar las rebajas a los productos de “nueva temporada” al no pertenecer a la oferta habitual.
  • Se podrán mezclar las rebajas con otras ofertas o promociones “siempre y cuando exista la debida separación entre ellas y se respeten los deberes de información.” Eso sí, no podrán utilizarse cuando se ha establecido una oferta por liquidación (que se podrá aplicar durante un máximo de un año)
  • No se imponen topes mínimos ni máximos a las rebajas

En definitiva, no hablamos de una ley que suponga una armonización con la legislación europea sino en un intento por aumentar la competencia interna, que favorecerá a las grandes cadenas comerciales dejando a los pequeños en una situación de indefensión, como a los propios consumidores.

Esto junto a los horarios comerciales, la subida del IVA y el aumento de las retenciones de los profesionales pueden representar el cierre de muchos negocios y el fin de la cotización de muchos autónomos.

En Pymes y Autónomos | ¿“Obligados por las recomendaciones”?, La subida de las retenciones a cuenta del IRPF para los profesionales,
Imagen | Auggie tolosa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios