Hasta el 60% de la gran distribución necesitará facturar más para mantener sus márgenes

Sigue a

registradora

Ya han transcurrido casi dos meses desde la entrada en vigor de la modificación del gravamen del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), y con datos sobre la mesa, el sector de la gran distribución asegura que en el 60% de los casos los precios de los bienes y servicios que comercializan no se han ajustado a dicho incremento impositivo, lo que sin lugar a dudas tendrá consecuencias en sus márgenes y también en sus resultados.

El efecto más inmediato es la imperiosa necesidad de vender más unidades para mantener las ganancias, un objetivo muy residual y probablemente inalcanzable teniendo en cuenta la grave situación de crisis por la que atraviesa la economía española, lo que arrojará (y ojalá me equivoque) unos resultados aún más perniciosos al cierre del presente año.

He de decir que la disyuntiva a la que se enfrentaban las empresas con el nuevo IVA no era fácil, puesto que tenían que decidir entre ganar un poco menos (con unos precios ya ajustados previamente), o reducir drásticamente su demanda al ser muy elástica a la variable precio.

Tal vez muchos de estos empresarios, cuando aprecien que sus resultados han empeorado, decidan de manera irremediable subir sus precios, ya que los gastos aprietan y por mucho que nos pese, las tarifas se deben ajustar a las circunstancias, entendiendo que no todo es facturar, y que vender más no implica ‘per se’ que nuestro negocio haya mejorado.

En Pymes y Autónomos | Absorber la subida del IVA, pan para hoy y hambre para mañana
Imagen | N04


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario