La peligrosa soledad del teletrabajador

Sigue a

La soledad del teletrabajo

El teletrabajo puede ser una buena manera de incrementar la productividad en las pequeñas y medianas empresas. Lo hemos comentado en alguna ocasión en este blog y así lo creo. Pero tiene algunas de esas ‘sombras’ que lo convierten en algo que no está al alcance de todas las personas. Una de ellas es la soledad. Pese al contacto a través de videoconferencias, de chats o de correos electrónicos, las jornadas en la casa se pueden

En el lado de las luces del teletrabajo, una fórmula poco extendida en este país por ese ‘presentismo’ laboral tan arraigado en las empresas, está el incremento de la productividad, el ahorro de costes para la empresa o las mayores opciones para conciliar la vida laboral y familiar. Entre las sombras se pueden señalar el riesgo de desorganización y ausencia de horarios fijos y la soledad. Esta última puede ser una de esas razones poderosas para que muchos empleados acaben desistiendo.

A priori se puede pensar que esa soledad debe acarrear, casi de manera natural, consecuencias positivas en la organización del trabajo, puesto que las interrupciones y las posibles distracciones deberían ser menos que si se trabaja en grupo de manera presencial. Sin embargo, esa interacción social, ese contacto ‘físico’ con los trabajadores puede ser, en algunos casos, la particular ‘gasolina’ del trabajador.

La falta de ese contacto tiene ciertos riesgos que desde la empresa se han de medir: la poca identificación con el grupo de trabajo y, por ende, con sus objetivos o la ausencia de la motivación que llega entre los propios compañeros. No creo que todos los trabajadores pueden desempeñar este rol con más beneficios que perjuicios y es por eso que el empresario debe saber quien está preparado para hacerlo.

Esa ‘soledad’ obliga a una autogestión y, especialmente, una automotivación que, en algunos casos, puede ser casi inalcanzable. ¿Quiere esto decir que el teletrabajo no resulta ser esa eficaz medida correctora de la productividad en la empresa? En absoluto. Sólo que lleva consigo unos riesgos que han de ser bien gestionados.

En Pymes y Autónomos | ¿Cuáles son las dificultades del teletrabajo?, Sólo el 8 % de los trabajadores tienen la oficina en casa
Imagen | ianus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario