Un negocio triunfa por el mismo, no por el tropiezo del vecino

Síguenos

Carrera

Estamos en un sector extremadamente competido y competitivo, luchamos día a día y codo a codo con nuestros rivales y enemigos en el tablero de juego que es el mercado que compartimos, y un buen día uno de nuestros rivales y enemigos tiene un grave tropiezo, en ese momento aprovechamos para avanzarle, bien, pero ¿ese es nuestro éxito definitivo? Craso error si ello creemos.

Nuestro éxito, nuestra posición en el mercado, nuestro camino nos lo forjamos, nos lo ganamos y nos lo creamos nosotros, no nos lo regala, ni nos lo entrega nadie. Nadie más que nosotros mismos, por supuesto.

Que conste que decir lo anterior no significa que no podamos aprovechar un tropiezo de nuestro competidor. Ni decir lo anterior tampoco significa que no aprovechemos ese tropiezo para resituarnos o para coger ventaja. Lo que significa que esa ventaja ni es duradera, ni es sostenible por ella misma.

Y es que no hemos de engañarnos, el rival, el enemigo puede haber caído, pero se levantará, y aunque se de el caso de que no llegue a levantarse, nosotros no triunfaremos sólo por ocupar su lugar. Pues si triunfamos lo haremos por ocupar bien su lugar, no simplemente por ocuparlo.

En definitiva, que si somos buenos, somos buenos. Somos buenos con nuestro competidor y sin él, con el tropiezo del mismo o mientras el está en su máximo apogeo, da lo mismo. Y por el contrario si somos malos, somos malos sin remedio, por mucho tropiezo del vecino que haya.

En Pymes y autónomos | El secreto del éxito…. la escalabilidad
Imagen | nickfarnhill

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios