Si se decidiera aplicar peajes, los pequeños comercios serían los grandes perjudicados

Sigue a

autopista

Una de las noticias que más interés han despertado en esta semana ha sido la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sobre la posibilidad de introducir peajes en algunas de las vías de circulación que presupuestariamente dependen de su negociado. Una propuesta que atacaría al bolsillo de todos los usuarios del automóvil, entre los que se incluyen tanto los particulares, así como las empresas (grandes y pequeñas).

Esta medida, que aún tiene que ver si finalmente prospera o se queda como lo que es, tendría una incidencia muy poco equitativa en el panorama empresarial madrileño y por extensión español, puesto que incidiría con una mayor virulencia sobre la actividad de los pequeños comercios y autónomos que en las compañías más grandes por una cuestión de volumen.

En este contexto, los pequeños comercios tendría menos escapatoria al trasladar este potencial incremento de los costes operativos a sus precios de venta, lo que tendría un efecto muy negativo para sus resultados, tanto si finalmente decidieran trasladar el coste del peaje a los precios de venta (reduciendo sus ventas), o si lo absorbiesen sin subir los precios (con la correspondiente caída de los márgenes empresariales).

Por tanto, si no quedara más remedio que aprobar esta medida, la administración tendría que pensar detenidamente cómo se instrumentalizaría para minorar su incidencia en el terreno empresarial, para evitar que la no previsión de ajustes compensatorios dificulte aún más el desarrollo de las pymes y los autónomos de este país, que más que trabajas necesitan de incentivos para salir de la coyuntura actual.

En Pymes y Autónomos | Más vale muchos ‘pocos’ que pocos ‘muchos’
Imagen | autopista


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios